Todos los modelos de Tesla incluirán piloto automático

Algún día, en el futuro , mirarás por la ventana de tu auto y verán a tu lado algo que jamás has visto: un vehículo sin conductor desplazándose con toda naturalidad por las calles. O puede que vaya alguien allí, leyendo el periódico en el asiento del conductor, o una familia descansando en la parte posterior. Pero nadie lo maneja. Excepto un computador.

Ese futuro está llegando, en cualquier caso. Está prácticamente aquí.

Relacionado: Hoy es un buen día para ser Elon Musk: Tesla aumenta su distribución en un 70%

Sí los ves por ahí, ya lo sabes: son Teslas. Y es que el fabricante de automóviles anunció anoche que toda su flota —incluyendo el Model 3 de $35,000 dólares— estará equipada con un completo hardware de auto-conducción. Estas herramientas serán los ojos y oídos del vehículo, e incluyen ocho cámaras de sonido envolvente con una visibilidad de 360 grados, doce sensores de ultrasonido, un radar orientado hacia delante, y un nuevo ordenador a bordo para analizar todos y cada uno de los datos que recabe. Con estos instrumentos, Tesla cree que sus vehículos serán más seguros —incluso—que si fuesen manejados por el mejor de los conductores humanos.Dicho esto, el hardware es sólo una mitad del “pastel”.

Antes de presentar el nuevo hardware en línea, Tesla ha admitido que será necesario seguir la calibrando el software de su piloto automático para “garantizar una importante mejora en la seguridad y comodidad”. El anuncio se produce en un momento crucial para Tesla, ya que su piloto automático está más que nunca bajo todas las miradas.

“En conjunto, este sistema proporciona una visión que un conductor [humano] por sí solo no puede tener, ya que analiza todas las direcciones a un mismo tiempo, en longitudes de onda que van mucho más allá de los sentidos humanos”, ha dicho Tesla.

Es necesario señalar que, a medida que el fabricante de automóviles practica con su software ganando millas en el mundo real, otras características tales como el frenado automático de emergencia, la alerta de colisión, de cambio de carril y de control de crucero activo, no estarán disponibles —temporalmente— en los vehículos con esta primera generación de piloto automático. Quizás sea ésta la forma en que Tesla da un paso atrás para después dar dos pasos adelante.

Cuando todo esté dicho y hecho, Elon Musk y su compañía creen que sus carros serán capaces de detectar objetos a casi el doble de la distancia que lo hace el sistema original. Además, el mejorado procesamiento de su radar permitirá que sus vehículos puedan “ver” a través la lluvia, la niebla, o incluso a través de otros carros. Van a ser capaces de conducirse de manera más segura y silenciosamente en casi cualquier condición, y al mismo tiempo, se comunicarán con otros vehículos, todo para mantener a sus ocupantes a salvo.

En otras palabras, el futuro comienza a suceder ahora.