Los 10 modelos más icónicos de BMW (Primera Parte)

BMW ha tenido unos más que interesantes 100 años de vida. Comenzó como un fabricante de motores de avión; luego se trasladó al negocio de las motocicletas; y, finalmente, comenzó la producción de automóviles por allá por 1928. Lo hizo bastante bien desde un comienzo, vivió en primera persona el régimen nazi, y fue dejado en ruinas al final de la Segunda Guerra Mundial.

Relacionado: Si quieres lo último de BMW, tendrás que irte a la China

Se esforzó duro por reconstruirse, primero con la fabricación de autos de lujo, y a continuación, con los sedanes. Utilizó los deportes de motor para construirse una credibilidad, y con el ascenso en los 80’s de los Yuppies consiguió una buena la rentabilidad. Hoy en día, BMW es uno de los nombres más respetados en el negocio automotriz, aún cuando su éxito —en un comienzo— no estaba asegurado.

Ese largo viaje ha producido algunos vehículos fantásticos. Aquí, en orden cronológico, te mostramos 10 ejemplos que destacan tanto por su importancia en el desarrollo de BMW, como por su actual estatus de icono.

Haz clic aquí para ver la Segunda Parte de esta lista