Skip to main content

Steam suspende los pagos a desarrolladores ucranianos y rusos

Los desarrolladores de juegos en Ucrania y Rusia no recibirán los ingresos de Steam que se les adeuda desde marzo. Aún se ignora cuándo tendrán el dinero, ya que la plataforma de distribución digital tiene desactivados los pagos. De acuerdo con Valve, esto se debería a un problema técnico.

“Debido al entorno actual, no podemos enviar pagos bancarios a Bielorrusia, Rusia y Ucrania”, señala un correo electrónico que fue enviado a los desarrolladores de juegos y que fue publicado en Twitter por el ucraniano Stas Shostak, que ha lanzado varios juegos en Steam.

literally the same night steam cut Ukraine from payments and first russian rocket hit my city. It's metaphorical in some funny way, isn't it? pic.twitter.com/0BPtWQ1oSC

— Stas Shostak 🇺🇦 (@StasShostak) March 18, 2022

Por supuesto, este anuncio no cayó bien entre quienes desarrollan juegos en Ucrania y que necesitan sus ingresos más que nunca. En una segunda publicación, Valve explicó que debe recopilar información bancaria intermedia de los usuarios para poder realizar los pagos a las cuentas situadas en Ucrania y Rusia, por lo que señaló que continúa trabajando en el problema.

“Cualquier saldo de cuenta pendiente se pagará tan pronto como se pueda enviar. Sabemos que esto es superfrustrante para todos los involucrados, y esperamos encontrar una mejor resolución pronto”, agrega la firma.

El problema es que la explicación no ha servido para dejar tranquilos a los desarrolladores ucranianos y rusos que aún no saben cuándo podrán recibir los pagos.

“No estoy seguro sobre abril. ¿Realmente lo resolverán entre los bancos o Ucrania seguirá estando fuera por si acaso? Todos mis amigos ucranianos de gamedev informan de la misma situación. Algunos (yo incluido) simplemente están esperando al próximo mes, otros han decidido abrir cuentas en bancos extranjeros para estar completamente seguros de que recibirán el próximo pago”, afirma Shostak en el sitio PC Gamer.

Recomendaciones del editor