Defectos de los controles de la PS5 escalan a tribunales

Una demanda colectiva enfrenta en Estados Unidos la compañía Sony, acusada de incumplir con los compromisos de garantía del control inalámbrico DualSense de la consola PS5.

La acción judicial, presentada en un tribunal del Distrito Sur de Nueva York, acusa a Sony de violar los estatutos de fraude al consumidor y de no respetar los acuerdos de garantía.

Según el reclamo judicial, los mandos DualSense presentan un defecto que hace que los personajes de los videojuegos se muevan a través de la pantalla, incluso si los usuarios no manipulan el control.

Lmarc Turner, uno de los demandantes, asegura experimentó el problema inmediatamente después de comprar el control por $70 dólares.

Turner se puso en contacto con el servicio de atención al cliente de Sony, donde le dieron algunos consejos para resolver el problema. Como el inconveniente persistió, se vio obligado a comprar un segundo periférico.

Control DualSense de la PS5
Control DualSense de la PS5.

Sin embargo, la demanda asegura que de haber conocido la falla de los controles, Turner no habría comprado una consola PS5 o “habría pagado sustancialmente menos por ella”.

El reclamo asegura que Sony debía haber estado al tanto del alcance del problema, considerando las pruebas previas al lanzamiento y las quejas de los usuarios, tanto en línea y en los servicios de atención al cliente.

“Este defecto interfiere significativamente con el juego y, por lo tanto, compromete la funcionalidad principal del control DualSense”, dice la acción judicial.

La demanda exige que Sony lance un programa de reemplazo gratuito de los mandos defectuosos y se compense a quienes se vieron en la obligación de comprar dispositivos nuevos.

Recomendaciones del editor