Se anticipan veranos de seis meses para finales de siglo

¿Te imaginas que la mitad del año sea verano? Puede parecer la trama de una película de ciencia ficción con tintes posapocalípticos, pero no lo es.

Se trata de una preocupante predicción efectuada por una investigación realizada en China.

Debido al calentamiento global, para el año 2100 los veranos podrían tener una duración de seis meses, por lo menos en el hemisferio norte.

De acuerdo con los autores de la investigación, el aumento de la temperatura de la Tierra tendría un severo impacto en la agricultura, la salud de los seres humanos y el medio ambiente.

En 1950 las estaciones del año sucedían de manera predecible y uniforme en el hemisferio norte. Sin embargo, esto fue variando con el calentamiento del planeta.

Este fenómeno provocó graves cambios en la duración y la fecha de inicio de las estaciones, lo que puede volverse más extremo en las próximas décadas.

“Los veranos son cada vez más largos y calurosos, mientras que los inviernos son más cortos y cálidos debido al calentamiento global”, dijo en un comunicado Yuping Guan, oceanógrafo físico del Instituto de Oceanología del Mar del Sur de China.

El estudio descubrió que, en promedio, el verano creció de 78 a 95 días entre 1952 y 2011, mientras que el invierno se redujo de 76 a 73 días.

En tanto, la primavera y el otoño también disminuyeron de 124 a 115 días y de 87 a 82 días, respectivamente.

Si estas tendencias no pueden ser revertidas, los científicos estiman que para 2100 el invierno durará menos de dos meses.

“Numerosos estudios ya han demostrado que los cambios de estación causan riesgos ambientales y de salud significativos”, agrega Guan.

Recomendaciones del editor