El fatídico final del creador de la receta de la Coca-Cola

Un 21 de noviembre de 1893 se patentó la fórmula de la Coca-Cola, que después de más de un siglo es la gaseosa más popular del mundo.

Hoy, con más 3,500 bebidas y 500 marcas, se estima que más de 10,000 refrescos de The Coca-Cola Company se consumen cada segundo en todo el planeta.

Un hito que probablemente el bioquímico estadounidense John Stith Pemberton no imaginó cuando buscaba crear una bebida que lo ayudara a aliviar sus dolores y su adicción a la morfina.

Cómo surgió la Coca-Cola

Botellas históricas de Coca-Cola
Unsplash

De profesión farmacéutico, Pemeberton participó en la guerra de Secesión de Estados Unidos, sirviendo al Ejército de los Estados Confederados.

Durante una batalla en 1865 recibió un corte de sable en el pecho, que lo dejó con secuelas graves. Solo la morfina podía calmar sus dolores intensos.

Con el tiempo, se hizo adicto a esta sustancia. Consciente de ello, Pemeberton se empecinó en buscar una cura.

De esta forma creó la Pemberton’s French Wine Coca (Vino Francés de Coca de Pemberton). Como este brebaje contenía vino, se vio obligado a modificarlo cuando se aprobó una ley seca.

De esta forma, descubrió los beneficios estimulantes de la planta de coca (que más tarde sería reemplazada por cafeína). También agregó nueces de cola y reemplazó el alcohol por jarabe de azúcar.

Cuando intentaba preparar otro vaso de la bebida, mezcló accidentalmente el jarabe base con agua carbonatada. Era 1886. Fue entonces cuando decidió venderla como una gaseosa, en lugar de medicamento.

Pemberton aseguraba que el producto era un “valioso tónico cerebral” que curaría dolores de cabeza, cansancio y calmaría los nervios. “Delicioso, refrescante, estimulante y vigorizante”, fueron algunos de los adjetivos.

Final fatídico

La fórmula de Coca-Cola que John Pemberton vendió por cerca de 2,000 dólares.
La fórmula de Coca-Cola que John Pemberton vendió por cerca de $2,000 dólares.

Poco después de que Coca-Cola llegara al mercado, los problemas de salud de Pemeberton se agudizaron. Por ello comenzó a vender los derechos de su fórmula a socios comerciales en Atlanta.

Pemeberton seguía sufriendo una adicción a la morfina, que finalmente terminó por costarle todos sus ahorros.

En 1888, Pemberton vendió la patente a otro farmacéutico, Asa Griggs Candler, a $1,750 dólares de la época.

Fue Griggs –que más tarde sería alcalde de Atlanta– quien fundó The Coca-Cola Company, tomó el control de la fórmula y la registró industrialmente en 1893.

Pemeberton, en cambio, falleció a los 57 años víctima de un cáncer de estómago, adicto a la morfina y en la pobreza absoluta.

Recomendaciones del editor