Rastrean el origen del mosquito, uno de los mayores asesinos del planeta

Una especie de mosquito, una de las principales causante de muertes en humanos, surgió hace más de 7 millones de años en islas del Océano Índico, algunas de las cuales ni siquiera tenían mamíferos.

Así lo estableció un análisis genético de investigadores de la Universidad de Yale, publicado el 17 de agosto en la revista Molecular Ecology.

De las 3,500 especies de mosquitos existentes, la aedes aegypti es una de las más mortales.

Es capaz de transmitir enfermedades virales como el dengue, la fiebre chikunguña, el zika y la fiebre amarilla, que afectan y matan a decenas de millones de personas cada año.

Los científicos creían que esta especie se había originado en África continental y se extendió a otras áreas del mundo hace aproximadamente 500 años, a través del comercio de esclavos y la colonización europea de África.

Sin embargo, el equipo de Yale dirigido por Jeffrey Powell, profesor de ecología y biología evolutiva, realizó un análisis genético de las especies de mosquitos en África y el suroeste del Océano Índico.

Un mapa global que detalla las regiones que reportan dengue a la Organización Mundial de la Salud a partir de 2014, superponiendo la distribución de mosquitos Aedes aegypti. Universidad de Yale

Los investigadores descubrieron que los mosquitos ancestrales de apariencia similar al aedes aegypti surgieron en Madagascar y las islas del Océano Índico, hace más de 7 millones de años.

“Estimamos que la especie llegó a África hace unos 50.000 a 80.000 años, lo que fue una gran sorpresa”, afirmó Powell.

Powell teoriza que el mosquito, que generalmente pone huevos en charcos de agua que se acumulan en rocas o árboles, se diseminó lentamente desde África oriental a occidental.

Allí se adaptó a un clima más seco y eventualmente aprendió a alimentarse de la sangre de las crecientes poblaciones humanas en las aldeas de África Occidental, donde se almacenaba agua para atravesar períodos secos prolongados.

Transportado por traficantes de esclavos, el mosquito eventualmente se extendió a áreas tropicales y subtropicales de todo el mundo, añadieron los investigadores.

Recomendaciones del editor