La NASA financia búsqueda de vida inteligente en exoplanetas

La ciencia no pierde la esperanza, más allá del escepticismo natural que genera el tema: seguir en la búsqueda de vida inteligente más allá de los confines de la Tierra.

Y aunque programas como SETI han estado centrados en ese rol, esta vez la NASA quiere entregar una nueva chance para hacer historia y para eso entregó más financiamiento para conseguirlo.

Adam Frank, profesor de física y astronomía en la Universidad de Rochester, recibió una beca de la NASA que le permitirá comenzar a responder estas preguntas. La subvención financiará su estudio de firmas tecnológicas, signos detectables de tecnología pasada o presente utilizada en otros planetas. Esta es la primera subvención de firma tecnológica no radiofónica de la NASA otorgada y representa una nueva y emocionante dirección para la búsqueda de inteligencia extraterrestre (SETI) . 

“SETI siempre se ha enfrentado al desafío de averiguar dónde mirar”, dice Frank. “¿A qué estrellas apuntas tu telescopio y buscas señales? Ahora sabemos dónde mirar. Tenemos miles de exoplanetas, incluidos los planetas en la zona habitable donde se puede formar la vida. El juego ha cambiado”, comentó el casi astrónomo.

exoplanetas

Los investigadores comenzarán el proyecto observando dos posibles indicios que podrían indicar actividad tecnológica en otro planeta:

  • Paneles solares . Las estrellas son uno de los generadores de energía más poderosos del universo. En la Tierra, aprovechamos la energía de nuestra estrella, el sol, por lo que “usar la energía solar sería algo bastante natural para otras civilizaciones”, dice Frank. Si una civilización usa muchos paneles solares, la luz que se refleja desde el planeta tendría una determinada firma espectral, una medida de las longitudes de onda de la luz que se refleja o absorbe, lo que indica la presencia de esos colectores solares. Los investigadores determinarán las firmas espectrales de la recolección de energía solar planetaria a gran escala.
  • Contaminantes “Hemos recorrido un largo camino hacia la comprensión de cómo podríamos detectar la vida en otros mundos a partir de los gases presentes en las atmósferas de esos mundos”, dice Jason Wright, profesor de astronomía y astrofísica en Penn State. En la Tierra, podemos detectar químicos en nuestra atmósfera por la luz que absorben los químicos. Algunos ejemplos de estos químicos incluyen metano, oxígeno y gases artificiales como los clorofluorocarbonos (CFC) que alguna vez usamos como refrigerantes. Los estudios de biofirma se centran en productos químicos como el metano, que producirá la vida simple. Frank y sus colegas catalogarán las firmas de productos químicos, como los CFC, que indican la presencia de una civilización industrial.

Recomendaciones del editor