Hallan pequeño pariente del elefante que se creía extinto

Un equipo de zoólogos encontró en África un particular mamífero del que no se tenían registros desde principios de la década de los 70, y que integraba la lista de los 25 más buscados de Global Wildlife Conservation.

Se trata del sengi somalí o musaraña elefante somalí, que tiene el tamaño de un ratón y una nariz larga y flexible que se mueve de lado a lado. Entre sus parientes, se cuentan los cerdos hormigueros, los manatíes y los elefantes.

Así lo informó la Universidad de Duke, cuyo investigador Steven Heritage, perteneciente al Centro Lemur, lideró un equipo de zoólogos que a principios de 2019 viajó para buscarlo al cuerno de África, ubicado en el extremo oriental del continente.

El grupo que incluyó a Galen Rathbun, de la Academia de Ciencias de California, y Houssein Rayaleh, miembro de la Asociación Djibouti Nature, instaló más de 1,200 trampas, gracias a lo cual encontraron ocho ejemplares, además de innumerables ratones y jerbos.

“Con algunos modelos de su distribución y hábitats potenciales, también llegaron a la conclusión de que el sengi somalí es mucho más común de lo que la gente pensaba, con una distribución mucho más amplia que incluye partes cálidas, secas y rocosas de Somalia, Djibouti y tal vez incluso la vecina Etiopía”, indicó la universidad.

Tras realizarle análisis genéticos y anatómicos, los expertos no solo confirmaron que el mamífero cuyo nombre científico es Elephantulus revoilii “estaba vivo y bien, sino que también encontraron que había sido clasificado incorrectamente, probablemente debido a la escasez de datos”.

Por tal motivo, los científicos lo han rebautizado como Galegeeska revoilii, según consta en artículo publicado este 18 de agosto en la revista PeerJ.

Recomendaciones del editor