El misterio de la “primera computadora” está resuelto

Investigadores de la University College de Londres (UCL) podrían haber descifrado el misterio del mecanismo de Antikythera, una desconcertante calculadora astronómica griega que ha sido considerada la primera computadora analógica del mundo.

El mecanismo de Antikythera, la pieza de ingeniería más compleja del mundo antiguo que aún sobrevive, fue usado hace 2,000 años por los griegos para predecir las posiciones del Sol, la Luna y los planetas, además de eclipses y las fechas de los Juegos Olímpicos.

Descubierto en 1901 en los restos de un naufragio de la era romana, solo sobrevive un tercio del dispositivo, lo que mantenía a los investigadores desconcertados sobre su forma original y su capacidad para predecir eventos astronómicos.

Aunque en 2005 se había descifrado la utilidad del panel posterior, el sistema de engranajes frontal seguía siendo un misterio.

Modelo 3D

Mecanismo de Antikythera

Las inscripciones en la parte posterior incluyen una descripción del cosmos, con los planetas moviéndose en anillos e indicados por marcadores que los científicos se propusieron reconstruir.

De esta forma, crearon un modelo en 3D. “Es el primer modelo que se ajusta a toda la evidencia física y coincide con las descripciones de las inscripciones científicas grabadas en el propio Mecanismo”, dijo el profesor Tony Freeth, el autor principal del estudio.

Mediante datos de rayos X anteriores y un antiguo método matemático griego, explicaron cómo se derivaron los ciclos de Venus y Saturno, además de recuperar los del resto de los planetas.

“Este es un avance teórico clave sobre cómo se construyó el cosmos en el mecanismo. Ahora debemos demostrar su viabilidad haciéndolo con técnicas ancestrales”, explicó el coautor Adam Wojcik.

Recomendaciones del editor