Skip to main content

Madre e hija enfrentan cargos criminales por aborto por culpa de Facebook

El caso Roe vs. Wade sigue generando polémica en Estados Unidos, ya que una joven de 17 años de Nebraska y su madre enfrentan cargos criminales que incluyen realizar un aborto ilegal y ocultar un cadáver después de que la policía obtuvo el historial de chat privado de la pareja en Facebook, según muestran documentos judiciales publicados por Motherboard.

Nebraska prohíbe los abortos 20 semanas después de la fertilización a menos que la vida de la madre esté en peligro, pero los defensores de la privacidad digital argumentan que se trata de una violación peligrosa de información y de derechos básicos que han sido transgredidos tras la derogación de la ley Roe.

«Desde la reversión de Roe, la empresa matriz de Facebook, Meta, y otras grandes compañías tecnológicas han hecho grandes promesas sobre la defensa del acceso a la salud reproductiva», dijo Caitlin Seeley George, directora gerente de la organización sin fines de lucro Fight for our Future, en un comunicado. «Al mismo tiempo, las prácticas hipócritas de vigilancia de estas compañías las hacen cómplices de la criminalización de las personas que buscan, facilitan y proporcionan abortos».

Los registros judiciales y policiales muestran que la policía comenzó a investigar a Celeste Burgess, de 17 años, y a su madre Jessica Burgess después de recibir un aviso de que la pareja había enterrado ilegalmente a un niño muerto que Celeste había dado a luz prematuramente. Las dos mujeres le dijeron al detective Ben McBride de la División de Policía de Norfolk, Nebraska, que habían discutido el asunto en Facebook Messenger, lo que llevó al estado a emitir a Meta una orden de registro para su historial de chat y datos, incluidas las marcas de tiempo de inicio de sesión y las fotos.

Los detalles del caso fueron reportados por primera vez por el Lincoln Journal-Star y Forbes, con Motherboard publicando documentos que incluyen una declaración jurada presentada por el detective McBride.

The warrants concerned charges related to a criminal investigation and court documents indicate that police at the time were investigating the case of a stillborn baby who was burned and buried, not a decision to have an abortion.

— Andy Stone (@andymstone) August 10, 2022

«Las órdenes se referían a cargos relacionados con una investigación criminal y documentos judiciales indican que la policía en ese momento estaba investigando el caso de un bebé muerto que fue quemado y enterrado, no una decisión de abortar», tuiteó el director de comunicaciones de Meta, Andy Stone. «Ambas órdenes fueron acompañadas originalmente por órdenes de no divulgación, lo que nos impidió compartir cualquier información sobre ellas. Las órdenes ahora han sido levantadas».

Recomendaciones del editor