Confirman ubicación del exoplaneta más cercano a la Tierra

Investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y del Observatorio Europeo Austral (ESO) confirmaron la presencia del planeta extrasolar Próxima B utilizando mediciones de radiales con el espectrógrafo ESPRESSO, ubicado en el Very Large Telescope (VLT) en Chile.

Este hallazgo permite ratificar que el cuerpo celeste que orbita la estrella Próxima Centauri, descubierto hace cuatro años, es el más cercano a la Tierra y el más parecido en masa.

El estudio, dirigido por el investigador del IAC Alejandro Suárez Mascareño permitió con el espectógrafo ESPRESSO ratificar la distancia con el Sistema Solar.

“ESPRESSO ha demostrado que puede hacerlo mejor que cualquier espectrógrafo anterior”, comentó Alejandro Suárez Mascareño. “Se está abriendo un nuevo escenario. Hasta ahora hemos estado restringidos al descubrimiento de planetas con masas varias veces mayores que los de la Tierra, o en el límite con una masa de aproximadamente una masa de la Tierra, orbitando estrellas frías. Con ESPRESSO esa limitación se ha ido”, señaló el autor de la investigación.

Las nuevas observaciones permiten una detección mucho más clara y rápida que la publicada originalmente, refinando los parámetros físicos del planeta y descartando que el origen de la señal pueda ser causado por un efecto estelar o los efectos sistemáticos de los instrumentos astronómicos.

“Fue una tarea importante confirmar Próxima B”, dice Jonay González Hernández, investigador de IAC y coautor de la publicación. “Es uno de los planetas más interesantes conocidos en el vecindario solar. Su masa, similar a la de la Tierra, la posibilidad de que pueda albergar vida y su proximidad, lo convierten en uno de los candidatos ideales para buscar biomarcadores utilizando la próxima generación de telescopios, como el espectrógrafo HIRES”, agregó.

Junto con Próxima B, el equipo también encontró indicios de una segunda señal en los datos, cuyo origen aún no se ha establecido claramente. “Si resulta ser el signo de un planeta, podría tener una masa inferior a un tercio de la masa de la Tierra”, explicó Rafael Rebolo, director del IAC y codirector del proyecto ESPRESSO.

Recomendaciones del editor