Coronavirus: suprimen multas por sobreconsumo de datos

La suspensión de todos los límites al uso de la banda ancha anunció AT&T, el primer proveedor a gran escala de Estados Unidos en reaccionar en función a la alta demanda de datos a causa del coronavirus.

“Muchos de nuestros clientes ya tienen acceso ilimitado a internet en sus hogares, y estamos renunciando al exceso de datos para los restantes”, dijo un portavoz de la compañía al sitio Motherboard, ligado a Vice.

De acuerdo con lo cifrado por el sitio de la empresa, los límites de uso oscilan entre 150 GB y 1 terabyte por mes. Quienes superan dichas cotas se arriesgan a multas de más de $10 dólares por cada 50 gigabytes adicionales consumidos.

Comcast también anunció medidas, aunque particularmente con su programa Internet Essentials, enfocado en personas de bajos ingresos. De partida, los nuevos clientes tendrán 60 días de servicio sin costo, por lo cual significará un ahorro $9.95 dólares por mes.

“Además, estamos aumentando las velocidades de Internet Essentials de 15/2 Mbps a 25/3 Mbps para todos los clientes nuevos y existentes, que será la velocidad del servicio en el futuro”, detalló la presidenta de Servicios al Consumidor de Comcast Cable, Dana Strong.

La firma señaló que “las nuevas velocidades se implementarán a nivel nacional en los próximos días” y que enviará a los nuevos clientes un kit de autoinstalación gratuito que incluye un módem de cable y un enrutador wifi, sin contrato, verificación de crédito ni tarifa de envío.

Otro anuncio fue la liberación en todo el país de los puntos de acceso Xfinity WiFi, que “estarán disponibles para cualquier persona que lo necesite de forma gratuita, incluidos los suscriptores de internet que no sean clientes de Xfinity”.

La compañía también decidió pausar sus planes de datos durante 60 días, con lo que brindará una cantidad ilimitada sin cargo adicional. Además, Comcast aseguró que “no desconectaremos el servicio de internet de clientes ni aplicaremos cargos por pagos atrasados si se comunican con nosotros para informarnos de que no pueden pagar sus facturas durante este período”.

En paralelo, el conglomerado ha dispuesto de “nuevas colecciones educativas para todos los niveles” en colaboración con Common Sense Media a través de sus plataformas X1 y Flex. “Para ayudar a mantener informados a nuestros clientes, también publicamos información y las noticias más recientes sobre el coronavirus”, indicó.

Finalmente, aseguró el monitoreo de la red las 24 horas del día: “Para respaldar estos esfuerzos, los equipos de ingeniería y tecnología de Comcast continuarán trabajando incansablemente día y
noche para mantener el funcionamiento de nuestras redes, las cuales han sido diseñadas para
manejar picos y fluctuaciones de uso”.

Presionan los congresistas

“A medida que millones de ciudadanos estadounidenses se ven obligados a trabajar, realizar videoconferencias y estudiar desde casa, tales restricciones podrían aumentar fácilmente la carga financiera para los consumidores que probablemente verán dificultades significativas a raíz de una debilitada situación económica. Los consumidores estadounidenses ya pagan algunos de los precios más altos por banda ancha en el mundo desarrollado”, reflexionó el medio.

Citando lo expuesto por ejecutivos de la industria y documentos filtrados de Comcast, Motherboard sentenció que ninguna política de límites tienen un efecto práctico en la entrega de un buen servicio. En cambio, solo les sirve a las empresas dominantes de un rubro muy poco competitivo para cobrar tarifas abusivas mediante sanciones, muy por sobre lo originalmente pactado entre la empresa y el usuario.

Por lo mismo, fue que más temprano había contactado a los proveedores más grandes de Estados Unidos, entre ellos Comcast y Verizon, con tal de que se pronunciaran al respecto, todo en el marco de la crítica situación que ha planteado el coronavirus.

El mismo informe motivó a un grupo de 17 senadores a exigir a las compañías el fin de esta práctica. “A medida que las organizaciones de todo el país formulan sus respuestas al brote reciente y la propagación del COVID-19, escribimos para discutir los pasos que su empresa está tomando para adaptarse a la dependencia sin precedentes que probablemente veremos en los servicios remotos, incluyendo teletrabajo, educación en línea, telesalud y servicios de asistencia remota”, escribieron.

La carta proseguía así: “Le pedimos que suspenda temporalmente los límites de banda ancha y las tarifas asociadas o la limitación para todas las comunidades afectadas por COVID-19 y que trabaje con distritos escolares públicos, colegios y universidades para proporcionar opciones de banda ancha gratuitas o de costo para los estudiantes cuyas escuelas cerraron debido al coronavirus y que no tienen acceso en casa”.

Consumidores agrupados en organismos como Free Press se plegaron al exhorto, instando a los proveedores a cesar con la medida ante la ocurrencia de la pandemia.

*Actualizada el 16 de marzo con todas las medidas adoptadas por Comcast

Recomendaciones del editor