Skip to main content

Cómo conseguir un Número de Seguro Social en EE.UU.

Acceso a beneficios sociales y otros aportes, son algunas de las ventajas que significa contar el Seguro Social, el instrumento federal más importante para ciudadanos y residentes en Estados Unidos. Conoce cómo conseguir un Número de Seguro Social en EE.UU. y cuáles son los requisitos que debes cumplir.

Te va a interesar:

Qué es el Número del Seguro Social

Número de Seguridad Social en EE.UU.

El Número de Seguro Social (SSN, por sus siglas en inglés) son nueve dígitos que en la práctica representan el vínculo permanente con todos los beneficios del programa de Seguro Social de Estados Unidos, es decir, las iniciativas de retiro, discapacidad y supervivencia.

El número permite a la Administración del Seguro Social (SSA, por sus siglas en inglés) identificar y mantener un registro de los salarios o ingresos por cuenta propia de los ciudadanos o extranjeros residentes en EE.UU. Además, ayuda a controlar la entrega de todos los beneficios de Seguro Social, como el de atención de salud Medicare.

Cuáles son los pasos para solicitar el Número de Seguro Social

  • Paso 1: presentar al menos dos documentos que permitan comprobar edad, identidad, ciudadanía o el estatus migratorio (ver más abajo).
  • Paso 2: imprimir y completar el formulario SS-5-SP, ya sea que necesites una tarjeta original o un reemplazo.
  • Paso 3: enviar el formulario SS-5-SP al Seguro Social. Este sitio permite encontrar la oficina más cercana.

Según la SSA, la tarjeta suele ser enviada al domicilio del solicitante entre 7 y 14 días hábiles después de que reciban toda la documentación necesaria. De esta manera es posible que una persona la obtenga entre 2 y 4 semanas.

Qué documentos necesitas para solicitar el Número de Seguro Social

Una mujer envía una solicitud para el Seguro Social
Getty Images

Además del formulario SS-5-SP es necesario adjuntar al menos dos documentos que permitan comprobar probar la identidad, nacionalidad, edad o estado migratorio del solicitante. Entre los documentos exigidos se encuentran:

Nacidos en EE.UU.

Debes presentar documentos que prueben tu ciudadanía (acta de nacimiento), edad (expediente médico, pasaporte) y tu identidad (licencia de conducir, tarjeta de identificación estatal, pasaporte).

Extranjeros con ciudadanía estadounidense

Es necesario presentar documentos que prueben la ciudadanía (pasaporte, certificados de ciudadanía N-550/N-570 o nacionalización N-560/N 561 o un informe consular de nacimiento FS-240), la edad (partida de nacimiento en país de origen) y la identidad (licencia de conducir, tarjeta de identificación estatal, pasaporte).

Extranjeros con residencia permanente en EE.UU.

Los extranjeros residentes en Estados Unidos que tienen previsto solicitar una autorización de trabajo o un estatus de residencia permanente legal (LPR, por sus siglas en inglés), más conocida como Green Card, del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) deben contar con un Número de Seguro Social.

Sin embargo, es posible solicitar el SSN ante el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (UCIS) junto a los formularios I-765 (autorización de empleo) o I-485 (residencia permanente legal o de ajuste de estatus).

Extranjeros con permiso para trabajar

Por lo general, solo las personas que son ciudadanas y que tienen un permiso para trabajar emitido por el Departamento de Seguridad Nacional pueden solicitar un número de Seguro Social.

Por lo mismo, para probar el estado migratorio suele ser necesario presentar los formularios I-94 (registro de entrada y salida) o el documento I-766 EAD (autorización de empleo); aunque en ocasiones se exige la tarjeta de residente permanente (I-551) y el pasaporte extranjero vigente.

En tanto, los estudiantes extranjeros autorizados para trabajar como parte de su programa de estudio (visas F-1, J-1, J-2, M-1) deben presentar sus visas, una carta del representante de la entidad educativa y, cuando corresponda, el  formulario I-20 (elegibilidad bajo estado de estudiante).

Además, deben entregar antecedentes que comprueben su edad (certificado o partida de nacimiento en el extranjero) e identidad, como el pasaporte vigente y los formularios I-551, I-94 o I-766 EAD.

Extranjeros con permiso para trabajar (programa EAE)

Otra opción para los extranjeros con permiso para trabajar es realizar la solicitud de Seguro Social junto a los formularios DS-230 o DS-260 a través del programa de Enumeración al Ingresar (EAE, por sus siglas en inglés).

Se trata de un proceso automatizado que permite al Seguro Social usar información recopilada y verificada por el Departamento de Estado y el DHS para asignar números de Seguro Social a los residentes que ingresan a EE.UU.

De esta manera, si una persona obtiene una visa de inmigrante, el Departamento de Estado envía al DHS la información sobre su identidad. Cuando la persona ingresa a EE.UU., el DHS remite la información al SSA para que emita el número de Seguro Social.

Cuáles son los tipos de tarjetas de Seguro Social

Informe con beneficios del Seguro Social
Getty Images

Dependiendo del tipo de solicitud y estatus migratorios, la SSA emite tres tipos de tarjetas:

  • Sin restricciones: permite trabajar sin inconvenientes. Se emite a ciudadanos estadounidenses y extranjeros con residencia permanente.
  • Con restricciones: permite trabajar solo con una autorización de la DHS, restricción que está impresa en la tarjeta. Se emite para extranjeros con permisos de trabajos temporales.
  • Sin autorización para trabajar: no permite trabajar. Solo se emite para extranjeros que necesitan la tarjeta para otros fines que no sean trabajar, o cuando una ley federal exige el número de Seguro Social para obtener un beneficio.

¿Es obligatorio tener un Número de Seguro Social?

Si bien el Número de Seguro Social permite trabajar, recibir beneficios sociales y participar en programas gubernamentales, no es obligatorio contar con este instrumento para que inmigrantes tengan acceso a una serie de prestaciones estatales.

De hecho, el documento no es necesario para obtener una licencia de conducir, matricularse en una escuela, comprar un seguro médico o para participar en los programas de almuerzo escolares o subsidios de vivienda.

Recomendaciones del editor