Skip to main content

La inversión de Bill Gates apunta a combatir los eructos de vaca

Bill Gates está respaldando a una empresa que está trabajando para reducir los efectos nocivos de los eructos de vaca.

El multimillonario cofundador de Microsoft ha invertido en la startup australiana de tecnología climática Rumin8, que está desarrollando un suplemento dietético que evita que las vacas expulsen metano, un gas de efecto invernadero dañino que afecta el cambio climático.

Debido a la forma en que funcionan sus sistemas digestivos, las vacas, junto con otros animales como cabras y ciervos, expulsan una gran cantidad de metano. La investigación sugiere que en los Estados Unidos, por ejemplo, el ganado es el principal contribuyente a las emisiones de metano. Con eso en mente, ciertamente podríamos hacerlo con menos emisiones animales.

Bill Gates está tratando de ayudar. Su apoyo viene a través de Breakthrough Energy Ventures (BEV), una organización que creó en 2015 para respaldar a empresas de vanguardia que trabajan en proyectos ecológicos. Una reciente ronda de financiación liderada por BEV aseguró $ 12 millones para Rumin8, con sede en Perth, lo que le permitió continuar su trabajo de desarrollo antes de comercializar su suplemento.

El suplemento de Rumin8 es una versión sintética de algas rojas, un alimento que se ha encontrado que previene la creación de metano en el sistema digestivo de una vaca. Funciona inhibiendo una enzima específica involucrada en la producción de metano a medida que una vaca digiere su alimento.

Investigaciones anteriores con algas marinas reales produjeron resultados prometedores, pero las vacas rechazaron el sabor salado, lo que llevó a algunos científicos a dirigir su atención hacia suplementos más sabrosos.

«Estamos muy satisfechos con la recepción que hemos recibido de los fondos de impacto climático de todo el mundo», dijo el director gerente de Rumin8, David Messina, en un comunicado, y agregó: «Nuestros resultados de laboratorio continúan arrojando excelentes resultados, nuestros ensayos en animales reflejan los resultados de laboratorio y el modelo financiero que estamos llevando a cabo indica que podremos suministrar nuestros productos a un precio comercial».

Rumin8 no es la primera compañía en explorar la idea de usar algas marinas, o una versión sintética de ellas, para reducir los eructos de las vacas. Symbrosia, con sede en Hawai, por ejemplo, ha estado trabajando en una idea similar desde 2018, aunque utiliza algas marinas reales (con melaza agregada para eliminar la salinidad) en lugar de un suplemento.

Recomendaciones del editor