Skip to main content

El FBI puede obtener información sensible desde WhatsApp y iMessage

El FBI tiene la capacidad de obtener información sensible de usuarios de aplicaciones de mensajería como WhatsApp y iMessage, siempre y cuando tenga una orden judicial o citación, reveló una investigación conjunta de la revista Rolling Stone y la organización Property of the People.

La revelación pone en duda los dichos de Meta, empresa propietaria de Facebook y WhatsApp, y de Apple en torno a que sus servicios de mensajería instantánea tutelan el derecho fundamental a la privacidad.

WhatsApp podría lanzar pronto una aplicación para iPad
Getty Images.

El reportaje publicado por Rolling Stone exhibe un manual del FBI que explica cuáles son los datos que puede obtener con una citación u orden judicial de las apps de mensajería WhatsApp, iMessage, Line, Signal, Telegram, Viber y WeChat. El documento del FBI, titulado Lawful Access señala que las plataformas de mensajería de Meta y Apple son las que más datos sensibles permiten obtener.

En el caso de WhatsApp, la investigación revela que si bien el FBI no leería los mensajes entre un usuario y otro, en caso de contar con una orden judicial puede solicitar a la plataforma datos “en tiempo real” sobre el comportamiento del usuario. Entre esta información hay metadatos sensibles, como con quién se mensajeó, cuándo lo hizo y a quiénes tiene en su agenda de contactos.

Esta información, señaló un experto de la organización Unión Americana por las Libertades Civiles, que promueve la defensa de la privacidad en la red, ya ha sido utilizada por el FBI para inculpar a una exempleada gubernamental de filtrar datos sensibles a un periodista, quien publicó un reportaje sobre el involucramiento de Rusia en la elección presidencial de Estados Unidos en 2016.

“Que WhatsApp ofrezca toda esta información resulta devastador para un periodista que se comunica con fuentes confidenciales”, dijo a Rolling Stone Daniel Kahn Gillmore de la Unión Americana por las Libertades Civiles.

Los hallazgos de Rolling Stone y la organización Property of the People validan lo que especialistas en protección de datos personales han repetido en varias ocasiones: no hace falta que WhatsApp proporcione el contenido de una conversación, pues el análisis de metadatos permite inferir información sensible sobre un usuario.

La situación es más preocupante en el caso de iMessage, aunque Apple solo proporciona información básica del usuario si el FBI obtiene una citación u orden judicial. Apple sostiene que los mensajes en iMessage están cifrados, sin embargo, si el usuario opta por respaldar sus mensajes en iCloud, el FBI puede pedir a Apple la llave para descifrarlos, lo que le permitiría leer el contenido de las conversaciones.

En contraparte, Lawful Access señala que la plataforma que menos datos proporciona es Signal, que solo brinda la fecha y hora en la que un usuario se registra y se conecta.

Telegram, que se promociona como una plataforma que protege la privacidad de sus usuarios, puede proporcionar la IP y el número de teléfono de un usuario en caso de que las autoridades lo investiguen por terrorismo.

Recomendaciones del editor