La vacuna de Pfizer “sobrevive” fuera de la red de ultrafrío

La farmacéutica Pfizer informó a las autoridades de Estados Unidos que su vacuna de ARN mensajero, desarrollada en conjunto con la alemana BioNTech, se mantiene estable y útil por dos semanas si se almacena a unos -15 grados Celsius en un refrigerador médico convencional.

Una imagen de los congeladores de ultrafrío requeridos por la vacuna de Pfizer
Los empleados de Pfizer trabajan en una línea de envasado en la fábrica de la farmacéutica multinacional en Puurs, el 22 de febrero de 2021 (Foto de Kenzo Tribouillard/AFP vía Getty Images).

Estas condiciones facilitarían el transporte y por tanto, la aplicación de la vacuna de Pfizer y BioNTech —una de las de mayor eficacia y seguridad— en miles de sitios en todo el mundo.

Antes del anuncio, Pfizer pedía a los países que administran su vacuna mediante una red de congeladores de ultrafrío, capaces de mantener temperaturas de entre -60 y -80 grados Celsius, aproximadamente unos -112 grados Fahrenheit.

“Tenemos datos que respaldan el manejo seguro de la vacuna a -20 grados Celcius, lo que puede facilitar su aplicación en farmacias dando a los centros de vacunación mayor flexibilidad”, destacó el CEO de BioNTech Ugur Sahin.

De acuerdo con información publicada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la vacuna de Pfizer y BioNTech logra una efectividad del 95 por ciento tras un régimen de dos dosis.

La vacuna de la farmacéutica estadounidense Moderna, que también utiliza ARN mensajero y requería congeladores de ultrafrío, puede mantenerse útil por hasta seis meses, según informó la empresa.

“Ahora no necesitamos condiciones de ultrafrío, pues la calidad del producto mejoró y ya no necesita frío extremo para evitar la degradación del ARN”, destacó un vocero de la farmacéutica.

Recomendaciones del editor