Una vacuna contra la gripe podría reducir el riesgo de contagio por COVID-19

Investigadores y funcionarios médicos recopilan información con la esperanza de encontrar una cura para el coronavirus o, al menos, una forma efectiva de reducir el riesgo de contagio.

Aún sabemos poco sobre esta nueva amenaza sanitaria así que cualquier descubrimiento puede resultar útil, aunque todavía no haya sido confirmado.

Una investigación preliminar sugiere que una vacuna contra el virus de la gripe también puede hacer que el cuerpo produzca amplias moléculas que combaten la infección y el virus causante de la pandemia.

Mihai Netea, inmunólogo de enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Radboud en los Países Bajos, revisó las bases de datos de su hospital para comprobar si los funcionarios médicos que se vacunaron contra la gripe durante la temporada 2019-2020 tenían más o menos probabilidades de contagiarse con el SARS-CoV-2.

Junto a su equipo descubrió que los trabajadores que recibieron la vacuna contra la gripe eran 39 por ciento menos propensos a arrojar positivo en las pruebas de detección del coronavirus desde junio de este año.

Mientras que el 2,23 por ciento de los empleados no vacunados sí dio positivo, apenas el 1,33 por ciento de los vacunados arrojó el mismo resultado.

Netea y sus colegas publicaron los resultados en MedRxiv a mediados de octubre, aunque la comunidad médica en general aún se muestra escéptica ante este hallazgo.

“Este es un estudio intrigante, pero no proporciona pruebas definitivas”, afirma Ellen Foxman, inmunobióloga y patóloga clínica de la Escuela de Medicina de Yale, en un artículo de Scientific American.

Por ahora faltarían más estudios, así como una muestra de pacientes más amplia, para verificar si esta vacuna contra la gripe realmente podría presentar cierto nivel de inmunidad ante el virus SARS-CoV-2.

Recomendaciones del editor