Comer temprano no ayudaría a la pérdida de peso

Restringir las comidas a una hora temprana del día no incide en el peso de un grupo de adultos con sobrepeso y diabetes, según un estudio llevado a cabo en la Universidad Johns Hopkins.

Los resultados de este descubrimiento serán presentados en las sesiones científicas de la Asociación Americana del Corazón que se desarrollarán esta semana.

«Nos hemos preguntado durante mucho tiempo si el hecho de comer durante el día afecta la forma en que el cuerpo utiliza y almacena la energía», dijo la autora del estudio, la doctora Nisa M. Maruthur, profesora asociada de medicina, epidemiología y enfermería de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore.

Junto a sus colegas, la profesional dio seguimiento a un grupo de 41 adultos con sobrepeso durante un estudio de doce semanas.

Una parte de los adultos siguió un patrón de alimentación con tiempo restringido, consumiendo el 80% de sus calorías antes de la 1pm.

El resto del grupo comió a las horas habituales, consumiendo la mitad de las calorías después de las 5pm.

El análisis final determinó que las personas de ambos grupos perdieron peso y tuvieron una disminución de la presión arterial sin importar cuándo comieron.

«Pensamos que el grupo de tiempo restringido perdería más peso», señaló Maruthur.

«Sin embargo, eso no ocurrió. No vimos ninguna diferencia en la pérdida de peso entre los que comieron la mayoría de las calorías más temprano y los que comieron más tarde. Tampoco vimos ningún efecto en la presión arterial».

Ahora, los investigadores pretenden recopilar información más detallada sobre la presión sanguínea registrada durante 24 horas.

La idea es recopilar esa información con los resultados de un estudio sobre los efectos de la alimentación con restricción de tiempo en el azúcar en la sangre.

Recomendaciones del editor