Descubren temperatura a la cual se inactiva el coronavirus

Preocupados por la exposición del personal médico y científico que manipula las muestras de posibles enfermos por COVID-19, un grupo de científicos de la Universidad de Aix-Marsella se propuso conocer las verdaderas condiciones en las cuales el SARS-CoV-2 se inactiva por completo.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió directrices para mitigar el riesgo de contagio en los procesos de diagnóstico e investigación, los funcionarios de laboratorios continuarán expuestos al infeccioso virus, alertaron.

Publicada en el portal especializado BioRxiv, la investigación de Boris Pastorino, Franck Touret, Magali Gilles, Xavier de Lamballerie y Remi N. Charrel subrayó que la recolección de muestras utiliza tampones y que, para evitar el contagio, es “requisito absoluto la inactivación en condiciones apropiadas de bioseguridad”.

Entre otras cosas, descubrieron que a los tampones deben agregárseles dodecilsulfato de sodio y Triton-X100, y que la temperatura a la que se elimina la posibilidad de que el patógeno siga siendo contagioso es cercana al punto de ebullición del agua.

Solo el protocolo de 92 grados centígrados (197.6 Fahrenheit) por 15 minutos fue capaz de “inactivar totalmente el virus”, mientras que los otros dos causaron una infectividad restante igual o inferior a 10 TCID50 por milímetro.

Es decir, los análisis de los expertos de la Universidad de Aix-Marsella determinaron que exponer el SARS-CoV-2 a 56 grados centígrados (132.8 Fahrenheit) por 30 minutos ni a 60 grados centígrados (140 Fahrenheit) por 60 minutos “no afectaron significativamente el número de copias de ARN detectables”.

“Estos resultados fueron consistentes con estudios previos sobre (los virus) SARS-CoV y MERS-CoV. No hubo diferencia entre condiciones limpias o sucias”, puntualizó el estudio.

Al cierre de esta edición, el conteo de la Universidad Johns Hopkins registraba más de dos millones de personas diagnosticadas positivamente con el nuevo coronavirus. Del total, 6,4 por ciento derivó en casos fatales, que se contabilizaban en 128,071.

Recomendaciones del editor