Agencia europea tajante: vacuna de AstraZeneca es segura y efectiva

La vacuna de Oxford/AstraZeneca es “segura y efectiva”, y no está ligada a un mayor riesgo de coágulos sanguíneos. Así de tajante fue la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que este 18 de marzo ratificó su respaldo al antídoto contra el COVID-19.

La respuesta llega después de que un comité de expertos de la EMA analizara durante una semana los antecedentes de una decena de países europeos, que suspendieron la aplicación de la vacuna por una eventual relación con casos de trombosis.

“El comité ha llegado a una conclusión científica clara: esta es una vacuna segura y eficaz”, afirmó Emer Cooke, directora de la EMA, para ratificar el respaldo que ya había adelantado.

Agregó que “el comité también concluyó que la vacuna no está asociada con un aumento en el riesgo general de eventos tromboembólicos o coágulos de sangre”.

De todos modos, aclaró que la agencia “no puede descartar definitivamente” un vínculo con un trastorno de la coagulación poco frecuente.

El martes 16, Cooke se había declarado “firmemente convencida” de que los beneficios de la vacuna superan los riesgos, pero que de todas maneras continuarán realizando una evaluación con la información disponible.

“Estamos convencidos de que los beneficios de la vacuna de AstraZeneca en la prevención del COVID-19, con sus complicaciones asociadas de hospitalización y muerte, superan los riesgos”, había señalado.

El anuncio de la EMA llega después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendara seguir utilizando la vacuna, y de que la agencia sanitaria del Reino Unido defendiera la seguridad de los antídotos contra el COVID-19.

Suspensión en cadena

Vacuna COVID-19
Pixabay

Más de una decena de países de la Unión Europea han suspendido la aplicación de la vacuna desarrollada por el laboratorio británico y la Universidad de Oxford desde el 11 de marzo, después de que se registraran múltiples casos de trombosis en pacientes inoculados.

Aunque no hay evidencia de que el antídoto sea responsable de estos efectos, los países habían actuado de manera preventiva a la espera de los informes de la OMS y la EMA.

Según datos de la EMA, los casos de coágulos de sangre detectados en pacientes que han recibido la vacuna no superan a los que se registran en la población general.

* Actualizada con informe de la EMA del 18 de marzo.

Recomendaciones del editor