Ómicron: la variante de coronavirus que preocupa a los científicos

El ministro de Salud de Sudáfrica, el doctor Joe Phaahla, anunció que un grupo de científicos identificó una nueva variante de COVID-19 conocida como ómicron, la cual presenta “una constelación de mutaciones muy inusual” capaz de generar otra ola de casos.

El ministro, que habló durante una conferencia de prensa este jueves, cree que la nueva variante de SARS-CoV-2, identificada como B.1.1.529, puede haber estado relacionada con los recientes brotes en Gauteng, la provincia más poblada.

Este miércoles se identificaron más de 1,200 casos en el país, en comparación con los días en que se informaron cerca de 100 casos, que fue a comienzos de este mes.

Según el renombrado profesor y genetista Tulio de Oliveira, quien es el director del centro de respuesta a las epidemias del país, la nueva variante también se ha identificado en Botswana y en Hong Kong, donde está involucrado un viajero de Sudáfrica.

De cualquier manera, las autoridades quisieron recalcar que, aunque la variante Omicron se detectó en Sudáfrica, no significa que sea de ese lugar.

Variante COVID-19

Se dice que la variante, que se descubrió gracias a una colaboración con laboratorios privados y los miembros de la Red de Vigilancia Genómica en Sudáfrica (NGS-SA), tiene más de 30 mutaciones y es “claramente muy diferente” a las conocidas.

Según De Oliveira, la variante delta, que fue responsable de la tercera ola mortal, tenía dos mutaciones, mientras que Beta tenía tres.

De Oliveira también dijo que la cantidad de mutaciones era preocupante y podría permitir que la variante evadiera el sistema inmunológico, agregando que ya puede estar presente en la mayoría de las provincias. “Parece extenderse muy rápido y en menos de dos semanas domina todas las infecciones”, comentó De Olivera.

Por su lado, el especialista en enfermedades infecciosas, el doctor Richard Lessells, dijo: “Cuando se detectó esta variante pudimos ver esta gran cantidad de mutaciones en todas las diferentes proteínas de este virus”, y si bien algunas de ellas son familiares, muchas no lo son. “Vemos muchas mutaciones en la proteína de la espícula que podrían afectar la forma en que se neutraliza el virus”, agregó Lessells.

También dijo que las mutaciones pueden aumentar la transmisibilidad del virus de una persona a otra. Le preocupa que “esta variante no solo haya mejorado la transmisibilidad y se haya propagado de manera más eficiente, sino que también podría evitar partes del sistema inmunológico y la protección que tenemos en este”.

Mientras tanto, Francois Balloux, director del Instituto de Genética de la UCL, comentó en un comunicado que la nueva variante Omicron “probablemente evolucionó durante una infección crónica de una persona inmunodeprimida, posiblemente en un paciente con VIH no tratado”.

Para De Oliveira, la importancia de la variante aún es incierta, pero afirma que las vacunas siguen siendo una “herramienta fundamental para protegernos contra enfermedades graves”. Sin embargo, según reporta El País, solo 24 por ciento de los ciudadanos de Sudáfrica están completamente vacunados.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, el biólogo etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió en julio que las variantes del coronavirus, como la delta, estaban “ganando la carrera contra las vacunas”, una derrota que le atribuye al “nacionalismo vacunal”, es decir, el monopolio de la vacunación en los países ricos.

En otras palabras, la ausencia de inmunidad en las regiones más pobres facilita la aparición de nuevas variantes. Entonces, cuantas más personas infectadas haya en el mundo, mayor es la probabilidad de que surja por azar una versión más contagiosa o virulenta.

Waldo Swiegers/Bloomberg via Getty Images

Actualmente, el equipo de Sudáfrica se encuentra en una reunión con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para discutir el descubrimiento.

Por otro lado, la preocupación por la nueva variante provoca cambios en las medidas sanitarias. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, anunció este viernes que la UE cerrará sus fronteras a los vuelos procedentes del sur de África. Asimismo, varios países como Reino Unido, Japón e Israel anunciaron en apenas unas horas que limitarán las conexiones aéreas con Sudáfrica.

En la emisora BBC Radio 4, la epidemióloga británica Susan Hopkins, del Imperial College de Londres, afirmó que la nueva variante es “la más preocupante” hasta la fecha. Mientras que el bioquímico estadounidense Jesse Bloom publicó algunos análisis preliminares que sugieren que la B.1.1.529 u Omicron tendrá “más éxito que cualquier cosa que hayamos visto hasta ahora” al momento de burlar a los anticuerpos.

Recomendaciones del editor