La electricidad podría acelerar la curación de las heridas

Un estudio llevado a cabo por la Universidad Estatal de Ohio afirma que la estimulación eléctrica podría ayudar a los vasos sanguíneos a transportar glóbulos blancos y oxígeno a las heridas, lo que aceleraría su curación.

La investigación fue publicada en la revista Lab on a Chip, de la Royal Society of Chemistry, y descubrió que la estimulación eléctrica constante genera un incremento de la permeabilidad en los vasos sanguíneos.

Esto podría ser una característica importante que ayudaría a que las sustancias curativas de la sangre lleguen a las lesiones de manera más eficaz.

“Se especulaba con la posibilidad de que los vasos sanguíneos crecían mejor si se les estimulaba eléctricamente”, explica Shaurya Prakash, autor principal del estudio y profesor asociado de ingeniería mecánica y aeroespacial en la Universidad Estatal de Ohio.

“Y descubrimos que la respuesta de las células en nuestros modelos de vasos sanguíneos es muy prometedora para cambiar la permeabilidad de los vasos, lo que puede tener resultados positivos para nuestro trabajo en curso sobre la curación de heridas”.

De acuerdo con los científicos, los resultados muestran que una de las principales formas en que los vasos sanguíneos trabajan para curar las heridas es permitir que las moléculas y las células se muevan a través de las paredes de los vasos.

“Y ahora entendemos mejor cómo la estimulación eléctrica puede cambiar la permeabilidad a través de las paredes de los vasos”, explican los autores.

Ahora el equipo a cargo de la investigación pretende estudiar la posibilidad de hacer crecer nuevos vasos sanguíneos.

Recomendaciones del editor