Los enjuagues bucales podrían reducir la transmisión del coronavirus

Un equipo de virólogos alemanes asegura en un informe que los enjuagues bucales podrían reducir el riesgo de transmisión del nuevo coronavirus.

Mediante experimentos de cultivo celular en laboratorio, los expertos demostraron que las preparaciones disponibles comercialmente pueden desactivar y reducir la carga viral del SARS-CoV-2.

Los investigadores de la Universidad de Ruhr Bochum —junto con colegas de Jena, Ulm, Duisburg-Essen, Nuremberg y Bremen— probaron ocho enjuagues bucales que poseen diferentes ingredientes y que están disponibles en farmacias o droguerías de Alemania.

Mezclaron cada enjuague bucal con partículas del virus y con una sustancia interferente, que estaba destinada a recrear la acción de la saliva en la boca.

A continuación, agitaron la mezcla durante 30 segundos para simular el efecto de hacer gárgaras. Luego utilizaron células Vero E6, que son particularmente receptivas al patógeno, para determinar la cantidad de carga viral.

Enjuague bucal
Ruhr-Universität Bochum

Finalmente, para evaluar la eficacia de los enjuagues bucales, los investigadores también trataron los virus en suspensión a través del cultivo celular.

Todas las preparaciones examinadas redujeron la cantidad de carga viral inicial.

Tres enjuagues bucales lo redujeron a tal punto que no se pudo detectar ningún virus después de un tiempo de exposición de 30 segundos.

Ahora queda confirmar, en estudios adicionales, el efecto y su duración en la práctica clínica.

Pero, hasta el momento, los autores no han confirmado que los enjuagues bucales sean adecuados para el tratamiento del COVID-19.

“Hacer gárgaras con un enjuague bucal no inhibe la producción del virus en las células, pero podría reducir la carga viral a corto plazo en los lugares de donde proviene el mayor potencial de infección, es decir, en la cavidad oral y en la garganta. Esto podría ser útil en determinadas situaciones, como en el dentista o durante la atención médica de pacientes con Covid-19”, concluye Toni Meister, profesor de la Universidad de Ruhr Bochum.

Recomendaciones del editor