COVID-19: Rusia registra fármaco a base de plasma de recuperados

Las autoridades sanitarias de Rusia informaron que el país registró el fármaco COVID-globulín contra el coronavirus, basado en el plasma de pacientes que han superado la enfermedad.

“El fármaco COVID-globulín se ha convertido en el primer medicamento  de este tipo contra el COVID-19 registrado en el mundo”, explica un comunicado de la corporación estatal Rostej, empresa matriz de la Compañía Nacional de Inmunobiología.

¿Cómo funciona?

Este medicamento fue desarrollado a partir de plasma sanguíneo de personas que han superado el COVID-19. El Departamento de Salud de Moscú ha proporcionado a la Compañía Nacional de Inmunobiología de Rostej, 2.5 toneladas de plasma de donantes.

El fármaco se basa en el plasma de las personas que ya tienen anticuerpos, por lo que su uso ayuda al organismo a superar la enfermedad y “enseña” al sistema inmunológico a crear rápidamente anticuerpos por sí mismo, según informan autoridades rusas.

Su registro fue efectuado a partir de los buenos resultados en los ensayos preclínicos y en las pruebas clínicas, que mostraron seguridad, la ausencia de efectos secundarios y su acción neutralizante sobre el virus.

El certificado de registro permite el uso de COVID-globulín para personas entre 18 y 60 años. Por el momento, solo se utilizará en hospitales de Moscú para el tratamiento de pacientes moderados y graves de esta enfermedad.

En tanto, la segunda y la tercera etapa de los ensayos clínicos comenzará a principios de abril y se extenderá por seis meses.

De acuerdo con Serguéi Chémezov, director general de Rostej, el nuevo fármaco “no va destinado a la prevención, sino específicamente al tratamiento de la infección por coronavirus”.

“El uso del nuevo fármaco ampliará significativamente el arsenal de capacidades de los médicos en la lucha contra el COVID-19”.

Recomendaciones del editor