El coronavirus pudo haberse propagado mucho antes en Wuhan

La Facultad de Medicina de Harvard realizó un estudio que puso en entredicho a las autoridades chinas. Por intermedio de imágenes satelitales y cruces de datos de búsquedas en Google, concluyó que el coronavirus pudo haberse propagado desde Wuhan a partir de agosto de 2019.

La investigación midió la frecuencia de visitas a cinco hospitales de la urbe china de agosto a diciembre, así como la búsqueda en línea de información sobre síntomas como “tos” y “diarrea”.

Oficialmente, China empezó a rastrear en Wuhan una extraña neumonía con los primeros pacientes el 8 de diciembre. Aunque, según desveló el diario hongkonés South China Morning Post sobre la bases de documentos oficiales, los primeros casos diagnosticados se remontarían al 17 de noviembre.

John Brownstein, quien dirigió la investigación, dijo a ABC News que el equipo de investigadores utilizó técnicas similares a las agencias de inteligencia y analizó 350 imágenes de satélite comerciales comparándolas con capturas del mismo lugar. Los expertos de Harvard vieron un fuerte aumento en el volumen a partir de agosto de 2019 y que culminó con un pico en diciembre.

Utilizando imágenes de octubre de 2018, contaron 171 automóviles en los estacionamientos del Hospital Tianyou, uno de los más grandes de Wuhan. Un año después, los datos mostraron 285 vehículos en los mismos lugares, un aumento del 67 por ciento. Además, registraron un aumento del tráfico del 90 por ciento durante el mismo período en otros hospitales de la ciudad china.

“Los datos son especialmente convincentes, porque vimos aumentos en las personas que buscaban enfermedades gastrointestinales y síntomas como diarrea a un nivel que no habíamos visto ni históricamente. Ahora sabemos que los síntomas gastrointestinales son un marcador importante para el COVID-19. Un gran porcentaje de personas que realmente terminaron dando positivo habían presentado síntomas de diarrea”, manifestó Brownstein.

China dijo que el estudio, que no ha sido revisado por pares, era “ridículo” y que se basó en información “superficial” , según reportó BBC.

La vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores del gigante asiático, Hua Chunying, desestimó los hallazgos. “Es increíblemente ridículo llegar a esta conclusión basada en observaciones superficiales como el volumen de tráfico”, dijo.

El informe de Harvard coincide, al menos en la cuestión temporal, con una investigación publicada en abril por la Universidad de Cambridge, que sostuvo que el coronavirus no se habría originado en Wuhan, sino que al sur de China, entre el 13 de septiembre y el 7 de diciembre.

“Nuestros hallazgos pueden corroborar la hipótesis de que el virus surgió naturalmente en el sur de China y que eventualmente ya estaba circulando en el momento del cúmulo de Wuhan”, concluyó Brownstein.

Recomendaciones del editor