Revisión de los lentes de sol Bose Frames: conquistarán tu oído

revision lentes bose frames boseframes17 marta v 19featured image

Revisión de los lentes de sol Bose Frames: conquistarán tu oído

“Nos encanta por ser una propuesta atrevida con una calidad de sonido increíble”
  • Sonido espectacular
  • Materiales de calidad
  • Diseño
  • Pueden no encajar con tu fisonomía
  • La música se oye un poco por fuera

Hemos analizado muchos productos. Desde lo último en celulares, como el Galaxy Note 10, auriculares para los más exigentes, como los Audio-Technica ATH-ANC500, e inventos para la seguridad del hogar inteligente, como la mirilla Ring Door View Cam. Pero en esta ocasión nos salimos de lo habitual y evaluamos un producto único y singular: los lentes (o gafas) de sol Bose Frames, con un sistema de sonido (minúsculo) integrado en las patillas. De esta manera, cuando te los pones, aparte de protegerte la vista (cuentan con un 99% de rayos UVA y UVB), podrás disfrutar de tu música favorita, contenidos de audio de realidad aumentada de la plataforma Bose AR y contestar llamadas vía Bluetooth. Esto es lo que más y lo que menos no ha gustado de ellos.

Un aire a las Wayfarer, apuesta segura

Cuando se trata de que el diseño guste a la mayoría de los usuarios, nada mejor que optar por uno clásico que sienta bien a todo el mundo: esto ha debido de pensar Bose que se ha inspirado en las emblemáticas Wayfarer de Ray-Ban para crear el modelo llamado “Alto”. Bose también ha lanzado otro distinto, con forma redondeada, llamado Rondo, igualmente atractivo. Fabricados en plástico negro mate con las bisagras y otros detalles en dorado, solo el grosor de las varillas deja intuir toda la nanotecnología que alojan (entre ella, unos microaltavoces de 16 mm) y que conforma el sistema de sonido más pequeño desarrollado por Bose.

Sin embargo, este diseño peculiar de las patillas -más ancho de lo habitual excepto al final donde se estrecha en curva para apoyarse en las orejas- no ha encajado con mi fisonomía y al ponérmelos no se ajustaban lo suficiente a mi cara. Se quedan menos cerca del entrecejo de lo que me resulta cómodo. Eso sí, pesan solamente 45 gramos y se sienten ligeros.

Solo el grosor de las varillas deja intuir toda la nanotecnología que alojan.

Como es habitual en la firma Bose, todos los materiales utilizados en los lentes se ven de buena calidad, lo mismo que la funda dura para transportarlos protegidos. La pequeña bolsa de tela en la que viene guardado el cable de recarga sirve, a la vez, para limpiarlos.

Fáciles de manejar

Para utilizar los lentes, el primer paso es descargar la app Bose Connect en el teléfono móvil. Luego, para vincularlos, pulsa el diminuto botón dorado que se encuentra en la parte inferior de la patilla derecha. Al apretar este pequeño botón, las lentes hablan para informar del porcentaje de batería e indicar que están preparados para conectarse con el celular. En la app puedes elegir el idioma y, a continuación, te propone elegir un apodo, el que tú quieras (o alguno de los que sugiere, como Shades, Maverick, Nite Owl, Agent, The Genius, Vaporware o Ripper, entre muchos más). Cada vez que se activan los Bose Frames pulsando el botón dorado, una voz te dice cuánto queda de batería y el modelo de celular al que están conectados.

Casi todo se controla con unos toques en ese mismo pequeño botón color oro. Desde el encendido y apagado hasta la reproducción de música y la gestión de las llamadas. Un detalle que nos ha encantado, por su comodidad, es la posibilidad de apagarlas simplemente poniéndolas boca abajo. Si están más de cinco minutos sin utilizarse, se apagan de forma automática para ahorrar batería.

Un sonido brutal

Y pensarás, ¿cómo se siente la música sin audífonos de por medio? Pues llega muy bien al oído, el sonido es excelente y la sensación muy agradable. Esta calidad se mantiene incluso con el volumen al máximo. El audio de las llamadas no nos ha dado problemas, también se escucha perfectamente. Como sucede a veces con algunos audífonos, si alguien se encuentra cerca escuchará levemente la música en interiores. Esto no debería ser un problema en exteriores, que es donde se llevan los lentes de sol.

revision lentes bose frames boseframes5 marta v 5
Marta Villalba/Digital Trends en Español

¿Autonomía? Depende…

La batería da para tres horas aproximadamente, un tiempo exiguo si vas a estar tirado en la playa todo el día.

Los lentes Bose Frames se recargan por USB con un cable incluido (la clavija se conecta de forma magnética en el puerto con puntos dorados situados en la patilla derecha). En esta misma varilla, una diminuta luz blanca parpadea cuando se recargan por USB. Una vez cargados, deja de parpadear y queda encendida. La autonomía da para tres horas aproximadamente, un tiempo exiguo si vas a estar tirado en la playa todo el día. Si se utilizan sobre todo para atender llamadas, entonces sí cunden los minutos. Se recargan en dos horas.

Nuestra opinión

Con este dispositivo, Bose continúa en su línea de diversificar productos con propuestas muy innovadoras y atrevidas, dada la experticia de la marca en sonido (otro ejemplo son los peculiares Bose SleepBuds). Unas veces los experimentos salen bien y otras mal. En este caso, la compañía ha acertado de pleno y apostamos a que se lanzarán dispositivos similares. Aunque tanta innovación se paga, ya que con un costo de $229 dólares, no es un producto para todos los bolsillos.

El diseño puede no encajar con todos los gustos ni rostros, pero visualmente convence. La autonomía podría resultar algo corta para viajes largos, pero teniendo en cuenta que son unos lentes, resulta más que suficiente para desplazarse en el día a día. Los  Bose Frames nos han enamorado por ser una idea sencilla y porque su lograda tecnología pasa desapercibida. En lo que se refiere a acústica le damos un 10, pero obviamente estos lentes son menos prácticos que unos audífonos normales. Si le encuentras utilidad en tu rutina o quieres presumir de tener un gadget original, entonces te encantará darte este capricho.

Recomendaciones del editor