Review Surface Pro X 2020: cuerpo de tableta, alma de portátil

review surface pro x analisis opinion precio 10

Review Surface Pro X 2020: cuerpo de tableta, alma de portátil

“Orientado a profesionales en movilidad, es un dispositivo tan sólido como ligero y práctico, con un precio altísimo que tal vez no te merezca la pena.”
  • Ligera y muy manejable
  • Autonomía
  • Rendimiento
  • Precio
  • Sin Wi-Fi 6 ni 5G

Microsoft quiere que no carguemos nuestra espalda con computadoras portátiles cuando viajemos. ¿Su propuesta? Una tableta de un buen tamaño y un teclado que se quita y se pone cuando lo necesites. Es muy probable que este equipamiento resulte más que suficiente para la gran mayoría de los usuarios que necesiten trabajar en movimiento. Ese es el objetivo que persigue con Surface Pro X, que en 2020 se ha actualizado con un procesador más avanzado y un nuevo color, entre otras novedades. Orientado a un uso profesional y a la vez perfecto para los momentos de ocio, lo que menos gusta de este dispositivo –lo adelantamos– es su elevado precio.

Ni te enterarás de que lo llevas en la mochila

Surface Pro X 2020 conserva el diseño y el tamaño de la versión anterior, 13 pulgadas. La novedad en aspecto viene con un nuevo color plateado más atractivo que el negro de su antecesor. Toda la parte de atrás, incluida la peana que ocupa la mitad, es de aluminio anonizado, un material elegante y, aún mejor, resistente y ligero. Con unas dimensiones de 287 mm × 208 mm × 7.3 mm, el dispositivo pesa solo 774 gramos (sin teclado), se siente muy ligero y esto se agradece bastante. Si le añades el teclado, pesa algo más y sigue resultando liviana y muy manejable. Este accesorio (opcional) también estrena colores, azul, rojo y platino (este último el de la review).

Marta Villalba/Digital Trends en Español

En conexiones encuentras lo justo: dos UBC-C en el lado izquierdo, justo debajo del botón de subir y bajar el volumen. En el izquierdo, el puerto para cargarlo mediante un sistema magnético y el botón de encendido. Y nada más, así que si quieres utilizar unos auriculares o audífonos, necesitarás un cablecito adaptador.

La pantalla opta por una resolución de 2,880 x 1,920 que es decente pero por su precio bien podría ofrecer 4K para disfrutar de películas y series compatibles con esta tecnología. Se nota de calidad sin alcanzar la viveza de colores de las AMOLED de los teléfonos ni las OLED de algunos portátiles y televisores. El bisel de la parte superior aloja la cámara de 5 megapíxeles que graba video en Full HD 1080p y asegura unas videollamadas y reuniones en línea con la imagen nítida, y en sonido tampoco defrauda, como hemos comprobado utilizando Microsoft Teams. Al lado de esta, trae la cámara de autenticación de Windows Hello que funciona superrápido. La cámara trasera, de 10 megapíxeles, graba video en 4K y tiene autofoco. Con los altavoces estéreo de 2 W con Dolby Audio, que están en el frontal, la música te llega directa al oído y puedes esperar un sonido bueno incluso si pones el volumen al máximo.

Marta Villalba/Digital Trends en Español

El teclado, forrado de tejido de Alcántara, está pensado para alojar el lápiz en su propio compartimento de forma magnética. Cuando lo cierras cubre la pantalla, por lo que también actúa como una funda protectora. Se adapta al Surface Pro X también con el sistema de imán y es una acción sumamente sencilla. Al tocarlo se siente extremadamente suave, es muy agradable, especialmente las teclas y el panel táctil, ambos elementos del mismo material de goma. Personalmente encuentro un poco duras las teclas al pulsarlas para escribir. Por eso no lo utilizaría como mi herramienta de trabajo diaria. Eso sí, me parece perfecto para usarlo en viajes, sobre todo si no necesitas hacer un uso intensivo como yo. Hay un detalle que favorece su utilización y es que el teclado puede elevarse ligeramente, de tal manera que queda algo inclinado y el Surface Slim Pen oculto y protegido.

Con autonomía para toda la jornada laboral

Microsoft ha dotado a esta tableta con el potente procesador Microsoft SQ 2 de ARM, desarrollado en colaboración con Qualcomm. Con esta actualización, el dispositivo gana en rendimiento y ofrece más autonomía que el anterior. Además, Microsoft ya ha lanzado la actualización con la emulación de aplicaciones x64 sobre Windows 10 ARM (hasta ahora solo era compatible con las aplicaciones x86 de 32 bits y esto impedía la compatiblidad con algunas aplicaciones).

surface pro x
Marta Villalba/Digital Trends en Español

En memoria RAM está a la altura de los portátiles de gama alta de 13 pulgadas, con 16 GB. En espacio de almacenamiento, sin embargo, no apunta a lo más alto y se queda en los 512 GB, que no es poco pero iPad Pro sí da la opción de 1 TB.

En autonomía te da para toda la jornada laboral y más: reproduciendo video continuamente—con el brillo de la pantalla a la mitad, el volumen al 10 y la configuración de “Mejor rendimiento”— supera las nueve horas. Esto es mucho tiempo de trabajo o de ocio.

El dispositivo se carga muy rápidamente. Llena la mitad de la batería en media hora y el 75 por ciento en cincuenta minutos. En una hora y media la tienes al 99 por ciento. Hasta llegar al 100 por cien tarda media hora más, según mis pruebas, tal vez porque estaba encendido mientras se cargaba.

El cable incluido para la carga se conecta de forma magnética, y está muy bien por si te tropiezas con el cable que se desconecte rápidamente en vez de que la tableta se caiga al suelo si lo tienes, por ejemplo, cargando sobre una mesa. Una luz blanca integrada en el cabezal de este cable indica que el Surface Pro X está cargando, pero no se apaga ni cambia de color cuando alcanza el 100 por cien, algo que sería muy útil para saber cuándo ha terminado su cometido. El tamaño del adaptador de corriente no ocupa demasiado en un bolso.

Conclusión

Surface Pro X 2020 aporta muchas ventajas en cuanto a peso y manejabilidad, cualidades especialmente útiles para profesionales en movilidad. Al tiempo, presenta algunas carencias, como la conectividad con 5G y Wi-Fi 6. Si bien es verdad que en diciembre de 2020 ambas tecnologías aún son incipientes, por lo que vale y con el tiempo que te puede durar por su calidad de construcción, comprar un dispositivo sin ellas no te permitirá sacarlas el máximo partido cuando se adopten de forma masiva. Aun así, muy probablemente estas ausencias no supongan un problema para la mayoría de los usuarios.

Marta Villalba/Digital Trends en Español

El precio de la unidad analizada es de 2,049 euros y me parece excesivamente elevado para lo que es, una tableta superpotente y ligera con una práctica peana. Una cantidad a la que debes añadir otras dos más, la del teclado Surface Pro X Keyboard (149.99 euros) y la del lápiz Slim Pen (159.99 euros), si es que los necesitas. Por este dinero, la experiencia es genial, pero en la práctica la diferencia no es tan grande comparado con otras mucho menos costosas. Tal vez no te merezca la pena gastarte tanto si básicamente solo la quieres para navegar, usar Word, Excel…, escribir mensajes de correo electrónico, ver contenidos de plataformas de streaming cuando viajas.

Si no buscas lo más avanzado (y es muy probable que sea suficiente para la mayoría de los usuarios), este mismo modelo se vende con el procesador Microsoft SQ 1 por un precio menor (desde 1,149 euros). De otros fabricantes, con la posibilidad de añadirle un teclado y un lápiz óptico y con un tamaño similar, Surface Pro X 2020 compite principalmente con iPad Pro de 12.9 pulgadas y Galaxy Tab S7 Plus con 12.4 pulgadas.

Recomendaciones del editor