Realidad virtual permite unir a una madre con su hija fallecida

Se dice que la tecnología y sus avances están deteriorando a la humanidad, ya que están alienando al ser humano con las máquinas. Otra corriente sostiene que la tecnología no es mala ni buena, sino más bien depende del uso que se le de.

Quizás de este último adagio es esta historia: ya que en un programa de televisión coreana llamado Meeting You, y con el uso de realidad virtual, una madre pudo reencontrarse con su hija fallecida.

En un salón con pantalla verde, y con el uso de lentes VR y guantes especiales para sentir al tacto, la madre pudo estar un tiempo con su hija muerta de siete años, acariciarla, verla y sentir que puede estar cerca de ella de nuevo.

Jang Ji-sung, madre de cuatro hijos se refirió a las sensaciones tras encontrarse con su hija muerta a través de esta programación en código de videojuego.

“Tal vez es un verdadero paraíso. Conocí a Nayeon, quien me llamó con una sonrisa, por muy poco tiempo, pero es un momento muy feliz. Creo que he tenido el sueño que siempre quise”.

El medio Ajudaily da a conocer un diálogo que podría ser hasta un poco terrorífico.

“Extrañaba mucho a mamá”, Jang respondió: “Yo también te extrañé”. La madre fue cautelosa para tocar a su hija antes de que Nayeon insistiera, “mamá, por favor, toma mi mano”. Jang finalmente sostuvo la mano de su hija en la de ella con lágrimas en su rostro. El padre, el hermano y la hermana de Nayeon vieron el encuentro que habían soñado al lado del escenario virtual, también llorando”.

Muchos ya debaten si este experimento es ético o no y las implicancias que podría tener en la pérdida de seres queridos.

¿Es quizás una forma de atenuar el dolor por la muerte de un ser cercano, permitir estas recreaciones virtuales y de alguna manera comunicarnos con ellos?.

¿O es quizás cuestionable usar técnicas de realidad virtual para volver a colocar a una persona en un espacio físico que ya perdió por su muerte corporal?.

Otras personas piensan que esto potencialmente podría ser un negocio vil, ya que miles de funerarias ofrecerían por dinero conectarse con tus seres queridos que ya no están.

Lo cierto es que más allá de parecer un capítulo de Black Mirror (hay uno en particular donde una joven se comunica con su pareja muerta a través de una app en el celular), esta realidad ya llegó y podría convertirse en tendencia.

Recomendaciones del editor