Óyelas bien: 10 cosas que debes saber sobre los Eargo Neo

Por su diseño y calidad, los Eargo Neo suelen aparecer en los primeros lugares cuando las personas con discapacidad auditiva buscamos audífonos amplificadores de sonido. Luego de un mes de prueba, comprobé que su reconocimiento tiene asidero.

eargo
Eargo

Y, aunque se trata de un producto para escuchar mejor, también entra por la vista. Su caja viene recubierta por una funda que se desliza y pareciera que fueses a encontrar una joya. Al abrirla, el mensaje es claro: “Your world is waiting” (“Tu mundo está esperando”).

Lo positivo es que la promesa era cierta: al usar el amplificador, pude captar todos los sonidos que estaban a mi alrededor y que me estaba perdiendo. ¿Lo mejor? Entablar una conversación, pues se oye altamente clara.

Los audífonos están compuestos únicamente por el micrófono y los ajustadores del oído, que vienen en seis diferentes pares para que uses el que mejor se adecue a tu oreja. También incluye un cepillo para la limpieza diaria.

Eargo

El cable y el adaptador para recargarlos son maravillosos, ya que te permite olvidar cuánta carga tiene tu batería o ir a la tienda para comprar unas nuevas. Solo lo enchufas y tiene hasta para tres días. Puedes ponerlo en tu bolso de mano si lo deseas. Yo viajé con ellos y no tuve problemas en el aeropuerto.

A continuación, las 10 claves de los Eargo Neo:

  1. Son cómodos. Toma algún tiempo acostumbrarse a ellos y pueden hacer que te piquen los oídos los primeros días, pero la sensación desaparecerá al cabo del tercer día.
  2. Hacen un trabajo adecuado. En ocasiones puntuales, como cuando el micrófono se está ajustando, suena un poco de interferencia. En otras, el viento fuerte o el pelo los cubre y genera un poco de eco.
  3. El cargador es muy práctico. Cargarlo por la noche no es complicado: solo tienes que ver que encendió la luz testigo para asegurarte que el proceso se ha iniciado correctamente.
  4. A los pocos meses, el audífono derecho dejó de funcionar. Lo limpié y se cargaba, pero no sonaba. Contacté a la firma y me repuso el audífono, incluido el cargador, sin costo alguno.
  5. Tienen una aplicación gratuita para tu teléfono, que te ayuda a ajustar el volumen. Si no quieres, puedes hacerlo de forma manual.
  6. Ofrecen cuatro niveles de volumen, lo cual es muy conveniente por si estás en algún lugar con mucho ruido: bajas o subes hasta el más conveniente.
  7. Como desventaja, podría citar que es complicado hablar por teléfono con ellos. Tienes que separar el auricular del audífono para evitar el sonido de mala señal al hacer eco.
  8. Son muy costosos: sus $2,350 dólares los hacen prohibitivos, pero es una inversión que realmente vale la pena.
  9. No se notan: los Eargo entran a tu oído y probablemente nadie sabrá que los estás usando.
  10. Siempre se mantienen en tu oído. Los usé para hacer ejercicio e incluso para correr. No sentí ninguna incomodidad de que se estuvieran soltando a causa del movimiento o el impacto con el piso.

*Agradecemos el aporte de Rita García en la elaboración de este reporte

Recomendaciones del editor