Noticias

Retro Champ, la consola que reproduce juegos de NES y Famicom

La consola de bolsillo que sirve para insertar tus viejos cartuchos de Nintendo

Si eres de esos amantes de los juegos retro y tienes guardados en la bodega todos esos cartuchos antiguos de NES y Famicom, bueno ahora hay una oportunidad para sacar el plumero y pegarles una limpieza profunda, ya que la consola de bolsillo Retro Champ anunció una nueva actualización de My Arcade, que te permite usar esas reliquias en su forma original.

Esta no es primera vez que lanzan una funcionalidad así, ya que anteriormente lo habían hecho con los juegos de Super Nintendo (SNES) y Sega Genesis.

Retro Champ

My Arcade incluye una pantalla incorporada de 7 pulgadas que permite tener el juego portátil de 3 a 5 horas, con una batería recargable incorporada. 

Pero también hay una salida HDMI para conectar la consola a la TV y jugar con los joystick inalámbricos que simulan a la perfección los originales de Nintendo y Famicom. También viene con un kit de limpieza para tus viejos cartuchos.

Su valor comercial es de $79.99 dólares.

Otras novedades de My Arcade

Ya en 2019, My Arcade sorprendió a todos con un Space Invaders en miniatura de colección, al cuál se refirió Amir Navid, Director Creativo de la firma

Space Invaders

“Nuestro Micro Player SPACE INVADERS rinde homenaje a la creatividad pionera del gabinete original del juego con su juego reflejado y fondos iluminados en capas. Los detalles auténticos son esenciales para hacer que un objeto de colección digna y para evocar plenamente la nostalgia. Esperamos que los nuevos y viejos aficionados por igual apreciarán nuestra escala reducida versión de este maravilloso juego”.

Y en CES 2020 también estuvieron presentes para mostrar un espectacular Street Fighter II: Champion Edition Micro Player con un costo de $49.99 dólares.

Street Fighter My Arcade

Tiene una altura de 7 pulgadas, con una pantalla de 3.5 pulgadas, y es una réplica a escala 1/10 del gabinete original de 1992. Cuenta con interruptores únicos de botón / joystick y un panel de control ampliado para acomodar el diseño tradicional de seis botones del arcade original. 

Una pieza de colección perfectamente jugable, que hace que la nostalgia y la memoria se vuelvan a fundir. Sin duda, un buen regalo para los que fueron adolescentes en los noventa y que quieren recordar viejos tiempos.

Recomendaciones del editor