Los nuggets del futuro de KFC se harán a través de bioimpresión 3D

Bajo su concepto de “restaurante del futuro”, KFC anunció su tecnología de bioimpresión 3D, la cual le permitirá crear carne de pollo. Se trata de un esfuerzo entre la cadena de comida rápida y el laboratorio 3D Bioprinting Solutions.

“La idea de elaborar la ‘carne del futuro’ surgió entre los socios en respuesta a la creciente popularidad de un estilo de vida y nutrición saludables, al aumento anual de la demanda de alternativas a la carne tradicional y a la necesidad de desarrollar métodos de producción de comida más amigables con el medio ambiente”, informó KFC a través de un comunicado.

El proyecto busca crear los primeros nuggets de pollo en el mundo producidos en un laboratorio, sin que eso signifique que sepan y se vean diferente al producto que actualmente se puede encontrar en los restaurantes. Y no se está muy lejos de probarlos, ya que una muestra llegará este mismo año a Rusia.

Espectacular de KFC
Photo by Maxime Lebrun on Unsplash

De acuerdo con la información, 3D Bioprinting Solutions está desarrollando tecnología de bioimpresión aditiva utilizando células de pollo y material vegetal, lo que le permitirá reproducir el sabor y la textura de pollo “casi” sin involucrar a los animales en el proceso.

“El método de la bioimpresión tiene diversas ventajas. La biocarne tiene exactamente los mismos microelementos que el producto original, mientras excluye varios aditivos que se usan en la agricultura tradicional y la cría de animales”, explicó KFC.

Yusef Khesuani, cofundador de 3D Bioprinting Solutions, declaró que las tecnologías de bioimpresión 3D, en un inicio empleadas en el campo de la medicina, están ganando popularidad en la producción de alimentos.

“Esperamos que la tecnología creada como resultado de nuestra cooperación con KFC ayude a acelerar el lanzamiento de productos cárnicos basados en células en el mercado”, acotó Khesuani.

La cadena de comida rápida actualmente cuenta con más de 24,000 restaurantes en 145 países en el mundo.

Recomendaciones del editor