Internet satelital en movimiento: el próximo paso de Starlink

La compañía aeroespacial SpaceX planea llevar el servicio de internet satelital Starlink no solo a los hogares, sino también a aviones y barcos, entre otros medios de transporte.

La revelación se produjo tras una presentación ante la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos, en la que se solicitó permiso para instalar sus terminales de internet en vehículos en movimiento.

Elon Musk, fundador de SpaceX, explicó a través de Twitter que el objetivo es conectar “aviones, barcos, camiones grandes y vehículos recreativos (autocaravanas)”.

Not connecting Tesla cars to Starlink, as our terminal is much too big. This is for aircraft, ships, large trucks & RVs.

— Elon Musk (@elonmusk) March 8, 2021

Por el momento, los automóviles particulares están descartados, ya que el receptor actual es “demasiado grande” para incorporarlo, precisó Musk.

“Los usuarios ya no están dispuestos a renunciar a la conectividad mientras están en movimiento, ya sea conduciendo un camión por todo el país, moviendo un carguero de Europa a un puerto de Estados Unidos o mientras están en un vuelo nacional o internacional”, dice la presentación.

Mientras los usuarios domésticos del servicio Starlink de SpaceX pueden configurar sus propias terminales, la compañía pretende que “instaladores calificados” lo hagan en los medios de transporte autorizados.

Un mercado más grande

flcnhvy / Twitter

Ofrecer banda ancha de Starlink a barcos o aviones expandiría de manera significativa el mercado de SpaceX.

Elon Musk ya prevé ingresos anuales por $50,000 millones de dólares si la compañía puede asegurar un pequeño porcentaje del mercado global de telecomunicaciones a través de Starlink.

SpaceX ya ha desplegado más de 1,000 satélites Starlink en órbita terrestre, luego de múltiples lanzamientos desde mayo de 2019.

A mediados de 2020, la compañía comenzó una prueba beta del servicio de banda ancha para algunos usuarios; logró llevarla a 10,000 personas en cuestión de meses.

En febrero de 2021, comenzó a realizar pedidos anticipados del servicio y del equipo necesario para configurarlo, que todavía está en versión beta.

Los clientes de Starlink deben realizar un pago único de $549 dólares ($499 por el hardware y $50 por el envío), más $99 dólares mensuales por el servicio de internet.

Muchos clientes obtienen velocidades de alrededor de 100 megabits por segundo (Mbps), aunque Starlink pretende llegar a 300 Mbps a finales de 2021.

Recomendaciones del editor