Crean impresora 3D que cubre con piel quemaduras graves

Crean impresora capaz de colocar piel en pacientes con daños graves

La tecnología sigue avanzando a pasos agigantados y ahora un equipo de investigadores y médicos de la University of T Engineering y el Sunnybrook Hospital en Toronto, Canadá, están desarrollando una impresora en 3D capaz de insertar tejido y piel en pacientes con quemaduras graves.

Un avance impresionante que permitirá acelerar el proceso de curación de un accidentado por este tipo de heridas, por medio de estos injertos compuestos de una lámina uniforme de biomaterial.

El proyecto está dirigido por Richard Cheng, bajo la supervisión del profesor Axel Guenther y en colaboración con el Dr. Marc Jeschke, director del Centro Ross Billey Burn y su equipo en el Hospital Sunnybrook de Toronto.

Esta impresora básicamente funciona a través de una bio tinta compuesta por células de estroma mesenquimatoso (MSC), que son células madre que se diferencian en tipos de células especializadas según su entorno. En este caso, el material MSC promueve la regeneración de la piel y reduce las cicatrices.

En 2018 se presentó un primer prototipo y el profesor Axel Guenther cuenta cómo se ha ido perfeccionando para llegar a lo que es ahora.

“Anteriormente, probamos que podíamos depositar células en una quemadura, pero no había ninguna prueba de que hubiera algún beneficio para la curación de heridas; ahora lo hemos demostrado”, dice Guenther.

El desafío más grande para esta máquina y para los doctores son las quemaduras más grandes y profundas, ya que estas además del tejido superficial, se quema buena parte del tejido interno.

“Con grandes quemaduras, no hay suficiente piel sana disponible, lo que podría provocar la muerte de los pacientes”, es la advertencia que hace el doctor Marc Jeschke.

Esta impresora en 3D tiene un cabezal de impresión microfluídico de un solo uso para garantizar la esterilización, y una rueda blanda que sigue la pista del cabezal de impresión, lo que permite un mejor control para heridas más anchas.

El doctor Jeschke pronostica que una vez en las salas de operaciones, esta tecnología cambiará el tratamiento de pacientes con quemaduras.

“Creo que esta impresora cambiará las reglas del juego para salvar vidas. Con un dispositivo como este, podría cambiar por completo la forma en que practicamos el cuidado de quemaduras y traumas”, concluyó.

Recomendaciones del editor