Mira los “fuegos artificiales cósmicos” captados por el Hubble

Le llaman Gancho de Carne (Meathook) por su irregular apariencia: una base amplia y un espiral mucho más luminoso que el otro. Es conocida científicamente como galaxia NGC 2442 y ya ha sido capturada por los grandes telescopios astrónomicos en la Tierra, pero este lunes el telescopio espacial Hubble regaló una de las imágenes más cercanas y nítidas de Meathook, informó Digital Trends.

La galaxia está ubicada a unos 50 millones de años luz, en la constelación Volans (Pez Volador) y posee 75,000 años luz de extensión. De acuerdo con los astrónomos del Observatorio Europeo Austral (ESO) la forma distorsionada de la galaxia es, muy probablemente, el resultado de un encuentro cercano con una galaxia más pequeña y oculta.

En marzo de 2015, Meathook fue el escenario de una enorme supernova —la SN2015F— que brilló tan prolongada e intensamente que fue fácilmente visible desde la Tierra, incluso a través de un pequeño telescopio.

Galaxia Meathook
Esta imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA muestra la espectacular galaxia NGC 2442. Nasa

De acuerdo con los astrónomos, SN2015F fue producida por una estrella enana blanca (NGC 2442) que formaba parte de un sistema estelar binario y que extraía masa de una estrella compañera.

Con la fuerza de gravedad, la enana blanca aspiro material, en forma de gas, de su estrella hermana incorporándola a su propia masa. A medida que absorbí más y más gas, la enana blanca experimentó más y más presión que fue comprimida por las fuerzas.

Esta acumulación de materia y la compresión creciente alcanzó una masa crítica y desencadenó una reacción en cadena.

“La fusión nuclear de carbono y oxígeno ocurrió de manera descontrolada y liberó muy rápidamente una gran cantidad de energía, enviando una enorme onda de choque que atravesó el espacio en todas las direcciones”, explican los científicos del Hubble.

Las supernovas pueden dejar una enorme nube de polvo y gas, llamada remanente de supernova y una estrella de neutrones. Si la estrella original era demasiado grande —aproximadamente cinco veces la masa de nuestro sol— puede dejar en su lugar un agujero negro.

Recomendaciones del editor