Google cierra la llave a contenido conspirativo del COVID-19

El gigante de internet Google prohibirá a partir de agosto de 2020 que su plataforma publicitaria sea utilizada para difundir anuncios que estén incorporados en contenido comprobadamente falso que esté orientado a promover teorías de conspiración sobre el COVID-19, así como publicidad que esté orientada en la misma dirección.

Las restricciones comenzarán a regir a partir del 18 de agosto de 2020. Cuando estén operativas, Google tendrá la facultad de eliminar anuncios de artículos individuales o, en algunos casos, de sitios completos si estos superen un determinado umbral de material que viole las nuevas políticas, consignó CNBC.

Según la compañía, la mayoría de sus políticas tiene un umbral porcentual antes de que se aplique la medida de desmonetizar completamente un sitio web, aunque en otros casos -como sitios que promuevan el abuso sexual infantil- las restricciones tienen un efecto inmediato.

Alphabet, propietaria de Google, prohíbe actualmente la publicación de anuncios con afirmaciones contrarias a la prevención de enfermedades o tratamientos no probados, incluidos aquellos que alientan a los usuarios a renunciar a sus actuales tratamientos.

Sin embargo, la medida ahora también restringirá los anuncios en espacios que contengan afirmaciones contrarias al consenso científico autorizado.

Un ejemplo de las informaciones que no podrán tener publicidad son aquellas que aseguran que las vacunas contra el coronavirus intentan modificar genéticamente a la población, que el fundador de Microsoft, Bill Gates, es el creador de la enfermedad, o que esta es un arma biológica fabricada en un laboratorio chino.

La medida llega luego de que esta semana Google comenzara a permitir anuncios en el sitio web financiero Zero Hedge, luego de que fuera impedido por violar la política de contar con material peligroso y despectivo.

Recomendaciones del editor