Trump abre una cuenta en Twitch, propiedad de Amazon, para su reelección

Trump olvida su mala relación con el Post y se une a Twitch, también de Amazon

gobierno chino prohibe twitch

En política no hay amigos y, aparentemente, tampoco enemigos. Eso es lo que ha debido de pensar Donald Trump. En un intento por perseguir su reelección, el presidente no ha dudado en abrir una cuenta en Twitch, la plataforma propiedad de Jeff Bezos, su archienemigo.

La plataforma Twitch es propiedad de Amazon y el actual mandatario de Estados Unidos contaba, al cierre de esta nota, con poco más de 46 mil seguidores, aunque suponemos que eso cambiará en poco tiempo.

Pero ¿para qué quiere Donald Trump una cuenta en Twitch? No pienses que es para echar una partida de Fortnite y retransmitirla, ni para emitir mítines en directo. El candidato quiere usar esta plataforma para anunciar los encuentros con sus partidarios. No sabemos muy bien qué opinará Jeff Bezos de esta decisión, pero lo cierto es que los términos de uso del servicio tampoco impiden de forma tácita el uso de Twitch con fines políticos.

Por otro lado, Trump no sería el primer político en usar esta plataforma con este objetivo. Bernie Sanders lleva ya bastante tiempo haciéndolo. Lo que nos llama la atención de este giro es que el propio Trump lleva tiempo deshaciéndose en críticas hacia Jeff Bezos. Como recuerdan en The Verge, el emprendedor fue objeto de sus iras a cuenta del Washington Post, un rotativo de su propiedad que ha sido bastante crítico en todo momento con el gobernante.

De hecho, en 2016 Trump no tuvo reparo en —antes de ser nombrado al mando de la Casa Blanca— que si resultaba elegido “tendrían problemas”, en una clara amenaza a Bezos y sus corporaciones.

Pues bien: llegó a la primera magistratura y, lejos de estar en aprietos, se ha aliado a uno de los productos más exitosos del conglomerado de Bezos.

Sin embargo, el político no limitó sus iras a las críticas del Post: acusó a Amazon de esquivar el pago de impuestos mediante presiones a los políticos y gobernantes empleando la línea editorial del periódico, es decir, que el Washington Post era el brazo ejecutor de Jeff Bezos.

Recomendaciones del editor