Niña de ocho años es acosada por hacker a través de cámara Ring

“Soy tu mejor amigo. Soy Santa Claus. ¿No quieres ser mi mejor amiga?”.

Esas fueron las últimas palabras que una niña de ocho años escuchó a través de la cámara Ring instalada en la habitación que comparte con sus hermanas antes de correr para alertar a su madre.

Previamente, el dispositivo había sido manipulado por un delincuente informático, quien había llamado la atención de la pequeña al reproducir la popular canción Tiptoe Through the Tulips.

“Soy tu mejor amigo. Puedes hacer lo que quieras ahora mismo. Puedes desordenar tu habitación. Puedes romper tu televisor. Puedes hacer lo que quieras”, mencionó poco antes el desconocido.

El hecho –reportado primeramente por la estación televisiva WMC– ocurrió en una casa del condado de Desoto, en el límite norte del estado de Misisipi, Estados Unidos.

La cámara llevaba cuatro días instalada en la habitación de las tres hijas de la familia LeMay, que la había comprado a un precio de oferta con motivo del Black Friday.

“Investigué mucho sobre ella antes de comprarla. Realmente, sentí que era segura”, dijo la madre de la niña afectada, la enfermera Ashley LeMay.

La mujer esperaba que el dispositivo le ayudaría a vigilar a sus pequeñas cuando cumpliera con sus turnos de noche. De hecho, lo compró por recomendación de una amiga. “Ella tenía una, miraba a sus hijos en su teléfono. La encontré realmente genial”, comentó.

LeMay admitió que no había configurado la autenticación de dos pasos en la cuenta de Ring, lo que habría agregado otro nivel de protección contra el ataque de piratas informáticos, añadió el reporte televisivo.

Tras el incidente, la familia adoptó múltiples precauciones de seguridad, incluido el cambio de configuración de su red de wifi.

A través de un portavoz, Ring descartó a WMC que la violación a la privacidad del hogar de los Le May haya sido responsabilidad de la empresa.

“Si bien aún estamos investigando este problema y estamos tomando las medidas adecuadas para proteger nuestros dispositivos en función de nuestra investigación, podemos confirmar que este incidente no está relacionado de ninguna manera a una violación o compromiso de la seguridad de Ring”, afirmó.

La compañía con sede en Santa Mónica, California, señaló que probablemente el hacker se aprovechó de que la familia usa el mismo nombre de usuario y contraseña en diversas cuentas y suscripciones a servicios.

“Como precaución, recomendamos encarecidamente a todos los usuarios de Ring que habiliten la autenticación de dos factores en su cuenta, agreguen usuarios compartidos (en lugar de compartir credenciales de inicio de sesión), usen contraseñas seguras y las cambien regularmente”, finalizó.

Recomendaciones del editor