Roban videos de cámaras domésticas y los venden en línea

Piratas informáticos chinos están robando videos de miles de cámaras de seguridad de hogares en China y los están vendiendo en internet, en un creciente negocio de “paquetes de videos caseros”.

Según el medio Henan Television (vía South China Morning Post), se trata de videos de cámaras de viviendas o que habían sido instaladas de forma subrepticia en hoteles, probadores o salones de belleza.

El valor de los paquetes, que se comercializan en redes sociales, varía dependiendo del contenido.

Por ejemplo, las grabaciones que involucran desnudez o relaciones sexuales cuestan 50 yuanes ($8 dólares), mientras que los “normales” de habitaciones de hotel tienen un valor de 20 yuanes ($3 dólares).

Cada vez más populares

Cámaras de seguridad
Getty Images

En un chat de QQ, servicio de mensajería instantánea del gigante tecnológico Tencent, un líder del grupo de hackers dijo que tenía decenas de miles de videos en existencia.

Además de adquirir videos, los hackers también están ofreciendo los nombres de usuarios y las contraseñas para acceder a las cámaras que transmiten en directo.

“Tengo una docena de personas viajando por todo el país e instalan cámaras adonde vayan. Incluso si el hotel se entera, perderemos solo una cámara”, dijo un vendedor, en un audio reproducido por la cadena.

Los videos que solo involucran la vida cotidiana, como una familia compartiendo una cena o viendo televisión, se están volviendo más populares.

“A muchas personas les gustan este tipo de cosas hoy en día, observar la privacidad de las personas, lo que están haciendo en este momento”, aseguró.

Un paquete de las credenciales para las cámaras de 10 hogares tiene un costo de 70 yuanes ($11 dólares). Pero además  ofrecen acceso a 10 viviendas y 10 hoteles por 150 yuanes ($23 dólares), mientras que el doble de cámaras tiene un valor de 258 yuanes ($39 dólares).

Según el reporte chino, se trata de cámaras ubicadas en todo el país, aunque las provincias de Guangdong, Hunan y Hubei son las más afectadas.

Recomendaciones del editor