Cómo comprar una lavadora y una secadora sin morir en el intento

Así que piensas que comprar una lavadora y una secadora es tarea fácil, ¿no? ¿Qué tanto sabes al respecto? Existen tantas marcas, estilos, modelos; ¿y en tu casa necesitas una de lavadora de carga frontal, o superior? ¿Normal o de alta eficiencia? ¿Que la secadora sea de gas o eléctrica? ¿Y qué tal una de esas cosas a las que llaman “lavasecadoras”? En serio, es complicado, pero estamos aquí para orientarte.

Te va a interesar:

Apilable, al lado, de gas y eléctrica

comprar una lavadora y secadora

El tipo de lavadora y secadora que compres dependerá en gran medida del lugar en que los vayas a colocar en casa. Por ejemplo, la zona de lavandería puede que tenga que ir en un armario estrecho en tu casa, haciendo que tu única opción sea apilar ambos electrodomésticos. Las unidades para apilar tienden a ser más pequeñas, lo que significa que es posible que no quepan los edredones grandes en la máquina. Las secadoras están disponibles de gas o eléctricas, por lo que la compra dependerá de cuál de los dos sistemas utilizas en tu casa. Muchas secadoras compactas no tienen ventilación, lo que significa que no necesitan evacuar los gases al exterior.

El tamaño importa

Las lavadoras estándar a menudo tienen (pero no siempre) 27 o 27.5 pulgadas de ancho. Sus capacidades varían de 3.1 a 6.2 pies cúbicos. La mayoría tienen entre 3.5 y 4.6 pies cúbicos. La cantidad de ropa que lavará dependerá del tipo de lavadora: en una de carga frontal cabe más ropa y funciona mejor con prendas voluminosas, por ejemplo edredones, que una de carga superior con aspas o agitador. Las máquinas compactas suelen tener 24 pulgadas de ancho y tienen hasta 3.0 pies cúbicos de capacidad, aunque a menudo están más cerca de 2.2 o 2.4 pies cúbicos. Por lo general, puedes introducir en sus tambores entre 4 y 8 libras de ropa.

La lavadora y la secadora son aparatos grandes. Tal vez te estés preguntando si serás capaz de llevarlos a tu casa fácilmente. Las puertas y los pasillos en la mayoría de los hogares admiten objetos que puedan pasar por un espacio de 30 a 31 pulgadas de ancho. Independientemente del tipo de máquinas que termines comprando, asegúrate de contar con entre cuatro y seis pulgadas adicionales detrás de la lavadora y la secadora para las conexiones, además de una pulgada más o menos alrededor de los lados y la parte superior para facilitar el flujo de aire y hacer que sean más fáciles de retirar. Tampoco hay medidas estándar de altura o profundidad, por lo que es conveniente que también las tengas en cuenta. No olvides que las de carga superior necesitarán alrededor de 20 pulgadas para levantar la tapa, mientras que la puerta de un cargador frontal necesita de 20 a 25 pulgadas de espacio libre. Comprueba que las máquinas con cargador frontal elegidas son apilables, ya que no todas lo son.

Capacidad de la secadora

La capacidad también es importante a la hora de elegir un secador que acompañe a la lavadora. No compres una secadora que contenga menos ropa que tu lavadora, o de lo contrario te tocará secarla en varias veces. Para evitar esto, busca una secadora con aproximadamente el doble de capacidad que tu lavadora. Esto podría no ser posible con los modelos compactos: las lavadoras compactas de Bosch tienen 2.2 pies cúbicos de espacio, mientras que sus secadoras tienen 4 pies cúbicos. Si duplicas la capacidad, no deberías tener que sobrecargar tu secadora.

El gran dilema: carga frontal vs. carga superior

comprar una lavadora y secadora

Si estás poniendo tus máquinas de lavar debajo de un mostrador o apilándolas, necesitarás un sistema de carga frontal. Si tienes espacio para que las tapas o las puertas se abran hacia arriba o hacia afuera, entonces tienes que tomar una decisión entre uno de los dos sistemas. Cada uno ofrece ventajas y desventajas: los de carga superior suelen ser menos costosos, pero los de carga frontal son más eficientes, más suaves y se ha comprobado que limpian mejor. Tenemos una guía comparando las máquinas de carga frontal y carga superior, pero lo básico sigue a continuación.

Carga superior

Los cubos de lavado de las máquinas con carga superior son tan profundos que, para las personas de baja estatura, puede ser difícil llegar hasta el fondo para recoger la ropa. Cuando los examines en la tienda, abre la parte superior y comprueba si puedes tocar la parte inferior. Si tienes que inclinarte demasiado y te encuentras de puntillas, es probable que esta opción no sea para ti. ¿Realmente quieres ponerte de puntillas para lavar la ropa durante los próximos 10 años?

Hoy en día, muchos modelos de carga superior han renunciado al agitador interno (la gran aspa giratoria que se encuentra dentro de la máquina) para obtener más hueco en el contenedor. Algunos incluso tienen una cubeta de acero inoxidable. El beneficio de estos es que pueden manejar velocidades de centrifugado más altas. En última instancia, esto significa que empleará menos tiempo para secar la ropa. Las máquinas de carga frontal ofrecen mayores velocidades máximas de centrifugado, por lo que harán que el secado sea aún más eficiente.

Carga frontal

Las máquinas de carga frontal tienden a ser más caras y tienen un montón de características, incluso en los modelos más básicos. Te avisamos, puede ser difícil encontrar una por menos de $500 dólares. Muchas de las nuevas lavadoras tienen sensores que tendrás que asegurarte de secar de vez en cuando para mantenerlos en buenas condiciones de funcionamiento. Algunos modelos podrían atraer el moho. Aunque la solución es fácil: o bien limpias de vez en cuando el área frontal donde puede acumularse el agua, o bien dejas la puerta abierta. Sí, la luz puede permanecer encendida durante uno o dos minutos si la puerta se deja abierta, pero se apaga.

comprar una lavadora y secadora

La otra cuestión a considerar es la de agacharse para abrir las puertas. Por supuesto, los fabricantes tiene esto en cuenta y ofrecen pedestales en los que se pueden colocar la lavadora y la secadora, que los hacen más altos y más fáciles de usar. Normalmente tienen cajones debajo para guardar el detergente y el suavizante de las prendas. Desafortunadamente, estos elevadores no están incluidos en el precio y generalmente te gastarás unos pocos cientos de dólares extra. De vez en cuando, algunas ofertas incluyen un descuento en los pedestales al comprar la lavadora y la secadora, pero no cuentes con él.

Otra cosa en la que hay que pensar al comprar una lavadora y una secadora, ya sea apilable o de carga frontal, son las puertas. En general, la puerta de la secadora puedes cambiarla para que se abra en una dirección diferente. Sin embargo, casi todas las puertas de las lavadoras se abren de izquierda a derecha. Las máquinas Electrolux también pueden cambiar la dirección en la que se abre la puerta de la lavadora. En las casas construidas recientemente, esto ni siquiera será un problema debido a la forma en la que se instalan las conexiones de la lavadora y la secadora. Las casas viejas, sin embargo, pueden tener las conexiones al revés: en este caso necesitas poder cambiar la puerta de la lavadora para poder trasvasar la ropa fácilmente entre las dos máquinas.

Funciones, funciones y más funciones

Todavía puedes conseguir lavadoras y secadoras que tienen solo unos cuantos ciclos de lavado y secado. Conseguir una con pocas opciones definitivamente mantendrá el precio bajo. Muchos de los modelos más nuevos, especialmente los de carga frontal, vienen con tantas opciones que necesitarás pasar un buen rato con el manual para conocerlas, a menos que seas un conocedor de tecnología. El personal de ventas te hablará de lo más destacado, pero para saber qué es lo que hacen todos esos botones necesitarás algo de tiempo.

Abajo están las principales funciones que muy probablemente encontrarás en las lavadoras y secadoras más nuevas. Cuando las leas, escribe las que son más importantes para ti y ten en mente que mientras más funciones escribas, más alto será el precio.

Funciones de alta tecnología

Pantalla digital: los modelos de más alta tecnología tienden a tener pantallas digitales, de este modo es fácil controlar tu ciclo y monitorear el avance de tu lavado. Una luz indicadora te notificará el tiempo restante del ciclo y la unidad quizá suene cuando la sesión haya terminado. Algunas pantallas digitales tienen una configuración de memoria, de modo que puedes seleccionar tu programa más común de lavado con facilidad. También, algunas personas encuentran una pantalla LED más atractiva que una análoga.

Eficiencia de energía: busca modelos eficientes en energía calificados entre A y C, para que puedas ahorrar dinero. Estas unidades cuentan con opciones económicas, como lavado de corta duración; lo que es sensacional si tu ropa no está demasiado sucia y solo necesita una lavada. Algunas unidades tienen un Sensor Auto Wash, de manera que el lavado y secado se basa en la capacidad, más que en un tiempo prestablecido, reduciendo el tiempo del ciclo. Las lavadoras eficientes en energía tendrán un rango más amplio de temperaturas, para que puedas seleccionar una temperatura más baja y reducir así los costos de energía. Un ciclo más alto de hasta 1,800 revoluciones por minuto drena el exceso de agua de las prendas, resultando en menos tiempo en la secadora.

Vapor: esta función arroja vapor sobre tu ropa, lo que ayuda a remover manchas y a limitar las arrugas. Algunas máquinas incluso tienen un ciclo desinfectante de vapor para darle a tu ropa una rápida revitalizada. Dependiendo de la máquina, necesitas tener una conexión adicional detrás de la secadora o agregar agua manualmente por medio de un despachador en la secadora.

Habilitación de wifi: con esta función, puedes usar otros productos IoT para controlar la lavadora y secadora. Muchas son compatibles con Amazon Echo y Google Home, de manera que le puedes preguntar a tu asistente de voz si la secadora terminó. Las lavadoras secadoras habilitadas con wifi te permiten iniciar y pausar una carga desde tu celular, así como recibir una notificación de cuando el ciclo haya terminado.

Carga de detergente: algunas lavadoras tienen un lugar para poner el detergente (o incluso ¡Pods!) y la máquina dispersará el detergente por igual. De esta manera, no vas a poner el detergente directamente en el tambor.

Lavado rápido: esta configuración de lavado te permite lavar una carga de ropa en aproximadamente de 15 a 30 minutos en lugar del estándar de alrededor de una hora.

Auto-limpieza: todavía es una buena idea limpiar tu lavadora manualmente de vez en cuando, pero los ciclos de auto-limpieza hacen que sea más fácil mantener tu máquina en buen estado porque no tienes que hacerlo en forma manual.

Ruido: las lavadoras y secadoras pueden ser ruidosas, especialmente si pones materiales duros en su interior. Afortunadamente, hay una variedad de modelos que apenas crean vibraciones, gracias a un motor sin carbones, ayudando a mantener el ruido al mínimo. Fíjate cómo está clasificada la máquina en cuanto a decibeles (dB); mientras más alto el número, más ruido creará.

Funciones estándar de lavadoras

Lavado a mano: simular el lavado a mano, esta es una excelente opción para telas delicadas, trajes de baño y ropa interior. Tendrás que colgar la ropa que lavaste para que se seque.

Centrifugado extendido: más que solo un ciclo de centrifugado, es genial para artículos como toallas y edredones. Elimina el exceso de agua, haciendo que sea más fácil secar los artículos voluminosos.

Ciclo de enjuagado extra: un enjuagado extra ayudará a eliminar el exceso de detergente de tus prendas lavadas, dejándolas más suaves.

Configuraciones de temperatura: esta función ajusta el agua fría y caliente cuando entra a la lavadora. Las temperaturas más bajas son más eficientes en energía, mientras que las temperaturas más altas son ideales para la ropa más sucia.

Eliminación de manchas: piensa en este como un ciclo de prelavado. De todas maneras vas a necesitar usar un removedor de manchas, pero esto mejorará las probabilidades de eliminarlas.

Configuraciones favoritas o personalizadas: si no quieres lidiar con el menú cada vez que pones una carga, simplemente puedes seleccionar una de tud opciones favoritas.

Niveles automáticos de agua: una gran función para ayudarte a ahorrar agua. Algunas máquinas pueden decirte qué tan llena está lavadora y ajustar el agua de acuerdo a esa información. Si tienes uno de esos modelos, es una buena idea limpiar con una toalla los sensores de vez en cuando para que tengan un buen funcionamiento.

Ciclo de saneamiento: ideal para personas con alergias, esta configuración elimina alérgenos y bacterias durante un ciclo de lavado profundo.

Funciones de la secadora

Sensor de humedad: al igual que los sensores de las lavadoras que te dicen cuánta agua usar para llenar el tanque, esta función te dice que tan mojadas están tus prendas y ajusta el tiempo de secado. Por ejemplo, si tienes un ciclo de secado de 30 minutos, pero los sensores te indican que la ropa está seca en 20 minutos, entonces se detendrá el ciclo.

Eliminación de arrugas: quizá has visto el comercial donde a alguien se le hizo tarde para ir a una cita, pone un vestido arrugado en la secadora y selecciona la configuración de eliminación de arrugas. Listo, cinco minutos después, las arrugas desaparecieron. Así funciona este ciclo, aunque no siempre reemplaza la necesidad de usar una plancha.

Secado extendido: el ciclo de eliminación de arrugas es fabuloso, ¿pero y si pudieras reducir el número de arrugas desde antes? Este ciclo hará algunos ciclos más de secado para ayudar a eliminar las arrugas de la ropa.

NSF Certified: esta etiqueta te asegura la eliminación del 99 por ciento de las bacterias durante el ciclo.

Tambor de acero inoxidable: el material no absorbe olores o se decolora fácilmente. Otra ventaja es que reduce la estática en la ropa.

Rack de secado: racks removibles que se pueden usar dentro de la secadora, para que puedas secar artículos delicados sin tener que ponerlos directamente en el tambor.

Cuándo y dónde comprar

Electrolux Dryer dial

¿Ya te decidiste por un modelo? Ahora, solo tienes qué saber cuándo y dónde comprarlo. Normalmente, septiembre y octubre son buenos meses para conseguir una buena oferta para comprar una lavadora o secadora, ya que es cuando los nuevos modelos llegan a las tiendas. Además, muchos minoristas ofrecen especiales previos al Black Friday (finales de octubre), para que no tengas que esperar las ofertas del día más importante de compras del año.

Ocasionalmente, podrías ahorrar dinero comprando un «set» del mismo fabricante. Haz tu investigación y podrías descubrir que si compras las máquinas por separado, podrías conseguir el mismo precio que en el combo. No hay ninguna regla que diga que tienes que comprar la lavadora y secadora del mismo fabricante. Comprar diferentes marcas está bien. Solo asegúrate de que la compañía que les da servicio a tus electrodomésticos maneja ambas marcas. Si no las compras en el mismo lugar, necesitarás programar varias citas para la instalación, lo que puede tomar más tiempo.

Si te gusta comprar desde la comodidad de tu casa, estarás feliz de saber que puedes comprar una lavadora y secadora en línea. Claro, las grandes tiendas como Lowe’s, Home Depot y Best Buy ofrecen las opciones de recoger el producto en tienda, entrega a domicilio e instalación. Sin embargo, la instalación no está disponible con todas las opciones. Esa es una de las principales diferencias entre comprar en la tienda y comprar en línea. El beneficio de comprar en una tienda es que esta proporcionará la instalación (con frecuencia por una pequeña tarifa de $50 a $100 dólares) y el retiro de los viejos electrodomésticos. También te dirán si necesitas algunos cables adicionales para la instalación. Si no estás seguro de qué es lo que se necesitará, toma una fotografía de tu área de instalación y llévala a la tienda contigo.

¿Es necesaria una garantía?

La mayoría de los electrodomésticos viene con cuando menos un año de garantía del fabricante. Algunas garantías durarán incluso hasta tres años. Las tiendas te ofrecerán opciones para que compres una garantía extendida. No te sientas presionado a comprarla ese día; normalmente hay un periodo de gracia de hasta 30 días. Si no la compras en la tienda, hay un montón de proveedores de servicios que también venden garantías.

Finalmente, lee las reseñas de los clientes. Te sorprenderá cuánto puedes aprender de las experiencias de otras personas, especialmente si ves un problema recurrente. Antes de sentirte agobiado, has una lista de las funciones que debes tener, junto con un presupuesto. Te asombrará lo que podrías encontrar. Incluso podrías descubrir que te gusta lavar la ropa.

Recomendaciones del editor