¿Más almacenamiento? Averigua si debes pasar de Google Drive a Google One

No conformes con agotar el almacenamiento de sus celulares, hay usuarios extremos –incluyendo al que escribe estas líneas– que también tienen problemas para administrar el espacio gratuito de su cuenta de Google, por lo que permanentemente deben estar borrando correos, fotos y documentos. Afortunadamente, el gigante de las búsquedas ofrece una alternativa: Google One. Si quieres saber cómo pasar de Google Drive a Google One –y si te conviene hacerlo–, acá te contamos todo lo que necesitas saber.

Una persona sostiene un teléfono que en la pantalla muestra el icono de Google One

Al abrir una cuenta de Google, todas las personas reciben 15 GB de espacio gratuito, que se reparten entre Gmail, Google Drive y Google Fotos. ¿Cómo alguien podría agotar tan rápido esta cantidad de almacenamiento?

Como los teléfonos de hoy cuentan con cámaras cada vez más potentes, muchos usuarios buscan respaldar automáticamente las imágenes en original en Google Fotos (aunque la plataforma da espacio ilimitado para fotografías en alta calidad). Este proceso puede implicar que tengan cientos de imágenes repetidas en la nube, lo que al final demanda una mayor capacidad de almacenamiento.

Quienes utilizan su correo con fines personales y profesionales saben lo que es recibir decenas de mails al día con diferentes archivos adjuntos y, por falta de tiempo, no se eliminan los que no son importantes, lo que al final repercute en la capacidad de espacio de Gmail.

Por último, Google Drive es el repositorio de cientos de documentos y archivos que es posible editar y compartir a través de diversos dispositivos. Pero, como probablemente también ocurre con el disco duro de la computadora, no se depura con regularidad para borrar aquellos elementos que no se volverán a utilizar.

Todas esas prácticas dan como resultado que los 15 GB de espacio incluidos en todas las cuentas de Google se agoten más temprano que tarde. En consecuencia, el usuario debe hacer malabares para liberar espacio o encontrar otras opciones de almacenamiento. Y es aquí donde entra Google One.

¿Qué es Google One?

“Google One es un plan de suscripción que te proporciona más espacio de almacenamiento en Google Fotos, Drive y Gmail”, así define la compañía californiana a su servicio. Los planes que ofrece van desde 100 GB hasta 30 TB adicionales, aunque los esquemas y precios varían en función del país.

  • 100 GB: $1.99 dólares al mes.
  • 200 GB: $2.99 dólares al mes.
  • 2 TB: $9.99 dólares al mes.
  • 10 TB: $99.99 dólares al mes.
  • 20 TB: $1,999.99 dólares al mes.
  • 30 TB: $2,999.99 dólares al mes.

Además del espacio extra, también existen otros beneficios si decides integrarte a esta plataforma. Por ejemplo, puedes compartir el plan contratado con hasta cinco integrantes de tu familia. “Los miembros de la familia obtienen su propio espacio para guardar archivos, correos electrónicos y fotos personales”, aclara Google.

Otras de las ventajas son: copia de seguridad del teléfono Android, desde archivos multimedia hasta mensajes; comunicación directa con expertos para obtener asistencia en español sobre los productos y servicios de Google; créditos en Google Play; y precios especiales en hoteles.

¿Vale la pena cambiar a Google One?

Con teléfonos cada vez más potentes, es un hecho que los usuarios se han convertido en “costureros de contenido”: cortan o editan un documento para hacerlo más atractivo, confeccionan un correo electrónico, ajustan un video y bosquejan fotos hasta encontrar la mejor. Todo ello desde la palma de su mano, sin tener que usar una computadora.

Los celulares también se han convertido en unidades de almacenamiento de gran capacidad, listas para guardar todo lo que venga de sus dueños. Sin embargo, como no se puede asegurar que estos repositorios estén blindados contra cualquier riesgo, desde un accidente que impida acceder a la información hasta el robo del smartphone, es necesario contar con un respaldo.

Google One, al estar basado en la nube como Google Drive, es ese “disco duro” que está disponible de forma instantánea para acceder a la información que se almacene en el mismo, no solo por medio del celular, sino a través de otros equipos, como una computadora o una tableta.

Interfaz principal de Google One

Por ejemplo, si respaldas las fotos en original que tomes con tu móvil en la plataforma de la compañía, podrás acceder a ellas aunque tu teléfono se dañe o se extravíe. Lo mismo ocurre con cualquier otro documento o archivo multimedia.

Con respecto al correo electrónico, lo más recomendable es mantenerlo al día, no tener una bandeja de entrada con miles de mails sin revisar. Sin embargo, con una suscripción a Google One, si eres de los usuarios que reciben cientos de correos a la semana, no tendrás que preocuparte por eliminar mensajes a cada rato para ir liberando espacio.

Por la ampliación de almacenamiento, dependiendo del plan que contrates, y por el hecho de acceder a la información desde prácticamente cualquier dispositivo, el servicio resulta una opción atractiva. En otras palabras, vale la pena pasar de los 15 GB que se obtienen con una cuenta de Google a los 100 GB como mínimo de Google One, por unos cuantos dólares al mes.

Recomendaciones del editor