Te explicamos cómo crear una cuenta de Google

Para poner un sencillo ejemplo, es la llave que abre las puertas de una gran variedad de servicios, como correo electrónico y administración y almacenamiento de fotos, además de que facilita el uso de dispositivos Android. Es por ello que conviene saber cómo crear una cuenta de Google.

Primero: requisito de edad

La edad mínima para abrir una cuenta de Google es de 13 años, salvo excepciones como Corea del Sur (14 años o más), Curazao (16 años o más), Francia (15 años o más), Alemania (16 años o más), España (14 años o más), Chile (14 años o más) y Colombia (14 años o más). “En el caso de niños que no alcanzan la edad mínima, los padres pueden ayudarlos a crear y administrar una cuenta de Google a través de Family Lynk”, aclara la compañía californiana.

Asimismo, algunos servicios de la firma tienen requisitos específicos, como los videos de YouTube con restricción de edad, los cuales únicamente pueden ser visualizados por mayores de 18 años. Para AdSense es imprescindible contar con 18 años o más, al igual que con Google Ads.

Consideraciones generales

Al momento de querer crear una cuenta de Google se te pedirá información personal, desde tu nombre completo hasta la identificación de usuario que te gustaría tener (si alguien más ya cuenta con la que quieres, se te darán algunas alternativas), pasando por tu fecha de nacimiento, celular, correo de recuperación (opcional) y sexo.

Interfaz principal para crear una cuenta de Google

“Si accediste a un producto de Google antes (como Gmail, Maps o YouTube), ya tienes una cuenta”, precisa la empresa comandada por Sundar Pichai.

En caso de olvidar tu nombre de usuario o contraseña, lo que debes intentar es recuperar tus “credenciales”, ya sea a través de tu número celular o dirección de correo de recuperación, por lo que es importante que establezcas previamente ambos elementos.

Administración de tu cuenta

Interfaz para administrar la cuenta de Google

Google diseñó una página especial para gestionar todo lo relacionado con tu cuenta. A continuación, una breve explicación de cada una de las secciones que la conforman.

  • Inicio. Es la presentación general de tu cuenta, donde puedes desde cambiar la foto de tu perfil hasta realizar una revisión de tu privacidad.
  • Información personal. Permite modificar los datos personales que proporcionaste al abrir tu cuenta de Google, como tu nombre, fecha de nacimiento, sexo y contraseña. “Tú decides qué información personal pueden ver otros usuarios en los servicios de Google”, indica la compañía.
  • Datos y personalización. Es una de las secciones más amplias, en la que es posible visualizar la revisión de la privacidad, control de la actividad de tu cuenta, personalización de anuncios y almacenamiento, entre otros elementos.
  • Seguridad. Aquí puedes realizar desde una revisión de seguridad de tu cuenta hasta establecer los métodos para verificar tu identidad.
  • Contactos e información compartida. Echa un vistazo a la información que haces visible en los servicios de Google y organiza tus contactos.
  • Pagos y suscripciones. El espacio para ver tu método de pago, tus compras realizadas a través de plataformas de Google, pagos periódicos de servicios de suscripción de noticias o plataformas de streaming, y reservas de vuelos, hoteles y eventos por medio de Búsqueda, Mapas y Asistente.

¿Vale la pena tener una cuenta de Google?

La respuesta es sí. Google, además de que ahora ofrece un mayor control de tu información, facilita que tu contenido, desde fotos hasta documentos, esté disponible en computadoras y dispositivos móviles conectados, para emplearlo como mejor te convenga.

Al momento de configurar un nuevo smartphone, por ejemplo, el contenido que permitiste que se sincronizara en tu cuenta, estará disponible en este al terminar el proceso. Eso significa tener tus contactos, fotos, archivos en Drive y contraseñas listas para usarse inmediatamente.

Por todo esto, la cuenta de Google funciona como una llave maestra. En resumen: una experiencia digital mucho más rica y personalizada.

Recomendaciones del editor