DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Aprende cómo reparar un CD rayado

A pesar de la entrada de nuevos formatos de almacenamiento, los discos de video digital (DVD) son una piedra angular para las colecciones de buena parte de los cinéfilos, así como los discos compactos (CD) lo son para los melómanos. Por eso, cuando le prestas alguno a un amigo, ruegas porque te lo regrese en buen estado. Pero si eso no ocurre, antes de terminar con esa prolongada amistad, te sugerimos seguir estos consejos sobre cómo reparar un CD rayado y rescatar el contenido que creías perdido.

Te explicamos cómo reparar un CD rayado

Estos métodos también servirán con los DVD, pero no con los discos Blu-ray, que usan un recubrimiento. Si bien esto los protege de rayones, si sufren un daño, simplemente no podrás repararlo. Las fallas menores se pueden corregir con un paño de microfibra, pero la densidad de datos y las capas evitan que las alternativas que te describiremos funcionen con los Blu-ray. Otra alternativa son las funciones de corrección de errores de los mejores reproductores de Blu-ray, que ayudan a ignorar los rasguños.

De todos modos, siempre es una buena idea realizar una copia de seguridad de tus DVD, CD y Blu-rays en un disco duro, lo que mantendrá tu música y películas seguras durante el tiempo que necesites.

A continuación te decimos cómo reparar un CD rayado:

Lo que debes saber antes de comenzar

CD de audio

¿Cómo afectan los rayones a los discos?

Un CD o DVD está compuesto por capas. En la parte superior hay una de plástico, con la etiqueta impresa en la superficie. Los datos se almacenan en forma de unos y ceros (1 y 0). Cuando se graba, un láser quema pequeños hoyos en el plástico, de modo que la superficie consta de varios pits o pozos y superficies planas, llamadas lands o llanos. Debajo hay una capa de aluminio reflectante: cuando un reproductor de CD o DVD lee el disco, emite un láser, que detecta si se está sobre un pit o un land, antes de rebotar el reflejo al reproductor.

La capa inferior es de policarbonato y su propósito es proteger los datos contra daños. Si está rayada, puede alterar la trayectoria del láser, lo que dificulta su capacidad de leer con precisión los pozos y llanos. Para resolver este problema, debes pulir el rasguño o llenarlo con una sustancia transparente, que permita al láser viajar a través de los datos.

Cinco consejos antes de comenzar

Si bien hay diferentes métodos para limpiar y volver a revestir sus discos, es importante recordar algunas reglas clave si quieres ahorrarte un dolor de cabeza durante el proceso.

1: lávate y sécate las manos antes de manipular los discos. Es sorprendentemente fácil dañar los delicados datos impresos en la capa de policarbonato. Se sabe que tanto la grasa como el aceite causan problemas de reproducción, incluso si el disco no muestra señales de daño físico. Lo más recomendable es usar guantes de látex.

2: la mejor manera de comenzar a limpiar tus discos es desde el centro y avanzar hacia afuera, en línea recta. Esto permite un mejor agarre y ayuda a evitar daños en los datos impresos en la capa de policarbonato. Esto se debe a que los datos se guardan en espiral, como en los discos de vinilo. Debido a que el CD o DVD gira tan rápido, el lector debe ser capaz de compensar los bits faltantes de datos a medida que avanza. Cuando un rasguño se extiende directamente desde el centro del disco hasta el borde, es mucho más fácil para el algoritmo detectar el error y corregirlo automáticamente.

3: las unidades de carga en bandeja tienen más probabilidades de leer un disco dañado o rayado que las de carga en ranura. Si es posible, usa una de estas unidades cuando estés reparando un disco, así reduces las variables en juego.

4: como la capa de datos codificada en la superficie de policarbonato está cerca de la superior, los rasguños en la etiqueta pueden provocar errores de lectura de la misma manera que uno ubicado en la superficie reflectante. Procura almacenar todos tus discos en estuches o carretes, y manipúlalos por el aro interior, para evitar dañar los datos.

5: existe un montón de formas en que puedes dañar un disco, pero antes de proceder es importante identificar qué tan profundo es el rayón o qué fue lo que causó que el disco no funcionara. El primer truco es confirmar que el problema en realidad está en el disco. Esto normalmente se hace tratando de reproducir el disco en otro dispositivo o insertando otro disco en el dispositivo original que te da problemas.

Métodos para reparar tu disco

Mr. Clean Magic Eraser

Mr. Clean Magic Eraser

Mr. Clean Magic Eraser es un producto para la limpieza del hogar, pero te sorprenderá saber lo útil que resulta para reparar discos ópticos. Desplaza el paño ligeramente seco sobre la superficie reflectante, siempre en línea recta desde el centro del disco hacia afuera, lo que ayudará a reducir algunos de los rasguños sin afectar los datos. El Mr. Clean Magic Eraser está hecho de espuma de melamina, el mismo material usado para el aislamiento acústico y térmico. En vez vez de recurrir a productos químicos, aprovecha sus propiedades.

La espuma actúa como un abrasivo, como el papel de lija, y puede suavizar la capa externa de un disco. Imagínatelo como una piedra pómez o pumita contra la piel áspera del talón: frótala y obtendrás algo de la piel muerta, pero si lo haces demasiado fuerte, puedes terminar dañándote. De esta forma, evita frotar demasiado el disco, o correrás el riesgo de afectar la capa de datos.

Máquinas costosas

Máquinas de CD

A menos que quieras gastar $500 dólares o más en una máquina profesional, lo mejor es evitar esta opción. Si bien estos dispositivos de alta gama son excelentes para quienes limpian y reparan cientos de discos al mes, son prohibitivamente caros. A menudo exigen una mantención que supera rápidamente el costo de reemplazar algunos DVD rayados. Las versiones menos costosas, de $10 o $20 dólares, tienden a hacer más daño que bien, a menudo dejando tus discos sin posibilidad de reparación o rociándolos con productos químicos que dañan el exterior. De todos modos, es común encontrar las máquinas profesionales en tiendas que venden discos usados y, a menudo, te permiten usarlas por una tarifa nominal.

Productos a base de aceite

Productos a base de aceite

Si llegaste a este punto, es probable que ningún otro método funcionó. Si puedes lograr que alguna computadora lea el disco, puedes grabar una copia de respaldo en otro disco. Pero si el rasguño es severo en el lado de datos, es posible que el daño haya llegado a la capa reflectante.

En este caso, puedes intentar usar un material equivalente, para intentar leer el disco. Existen distintos materiales, algunos efectivos y otros fruto de errores y mitos. Bálsamo labial, pasta de dientes, mantequilla de maní, betún para zapatos, limpiador de ventanas, vaselina, cáscaras de plátano y una serie de otros materiales supuestamente funcionan, pero todos tienen una característica común: el aceite. Los aceites ayudarán a llenar algunos de los huecos, incluso después de haberlos limpiado. Estos aceites brindan el camino para que el láser viaje directamente a los datos y viceversa.

Calor

Desk lamp

De nuevo, si en realidad te preocupa tu disco y quieres salvarlo, en este punto probablemente ya lo habrás llevado con un profesional. Sin embargo, si insistes en ver tu disco rayado, podrías intentar calentarlo ligeramente. El policarbonato tiene un punto de fusión muy bajo y se vuelve muy maleable con un poco de calor. Una lámpara de escritorio funcionará perfectamente; solo coloca el disco cerca del foco. No necesitas doblarlo ni aplanarlo, solo esperamos que un poco de calor corrija los rayones pequeños en los datos impresos y facilite la lectura del disco.

Si no tienes éxito

Lo triste es que aunque los métodos mencionados arriba tienen probabilidades de funcionar, tienen las mismas probabilidades de no funcionar. Generalmente, una vez que haz dañado lo suficiente un disco como para que ya no funcione, difícilmente lo repararás. A menos que necesites algunos portavasos y no te importen los rayones y el look plateado, tus discos podrían estar destinados al bote de basura de reciclaje.

Si después de leer esta guía todavía quieres expandir tu colección de películas, consulta nuestra guía de mejores películas en Amazon o en Netflix. Y piensa en esto: la opción de Netflix es permanentemente resistente a los rayones.

Recomendaciones del editor