Cómo reparar tu computadora si derramas algún líquido sobre ella

¿Derramaste el café sobre la laptop? ¡Te explicamos cómo puedes repararla!

Te despiertas, desayunas rápidamente y, todavía medio dormido, sales disparado hacia la oficina. Al llegar arrancas la PC y… ¡horror! Tú café ha terminado derramado sobre tu herramienta de trabajo. Te levantaste con mal pie, pero no desesperes. Este accidente puede no ser mortal: te enseñamos cómo reparar tu computadora en estos casos.

cómo reparar tu computadora

Eso sí, es importante tener en cuenta que si tu portátil se moja, el tiempo es esencial. Debes apagarla, desenchufarla y retirar la batería inmediatamente. Cada segundo cuenta. No te molestes en tomar las medidas adecuadas para apagarla: sigue adelante y pulsa el botón de encendido hasta que tu máquina se apague. Si aún no lo has hecho, deja de leer y hazlo ahora antes de continuar con nuestro tutorial; y acepta la dura verdad de que tu computadora estará fuera de servicio durante unos días.

En caso de emergencia con la portátil húmeda

Paso 1: retira todos los componentes que sean fácilmente desmontables. Desconecta el ratón y los cables y retira las unidades flash y de DVD. Deja tu portátil desnuda.

Paso 2: seca el exterior de tu máquina. Abre la portátil al máximo, sostenla boca abajo y seca las superficies húmedas que veas con una toalla u otro tejido absorbente sin pelusas. El tipo de líquido importa: el agua es el menos corrosivo, mientras que los líquidos azucarados y alcohólicos son los más dañinos. De cualquier manera, el objetivo es mitigar sus efectos tanto como sea posible secando la computadora inmediatamente.

Paso 3: en este punto, te recomendamos que aproveches la garantía si aún es aplicable o que lleves tu máquina a un taller de reparación.

Si no quieres que un profesional le eche un vistazo, hay algunos pasos más que puedes dar para tratar de secar tu PC. Ten en cuenta, sin embargo, que ni Digital Trends en Español ni el autor aceptan responsabilidad alguna por los daños causados a tu máquina al desmontarla.

Desmóntala

Mientras que las portátiles de antes hacían que el proceso de abrirlas y quitar componentes fuera algo fácil, ese no es realmente el caso de las laptops actuales. No recomendamos hacer esto con ella a menos que la tuya haga que este proceso sea relativamente sencillo, ya que es fácil dañar una portátil desmontándola y lo último que queremos hacer es empeorar la situación. Dicho esto, aquí hay algunos pasos que puedes seguir si tu portátil lo permite.

Paso 1: si aún no lo has hecho, y tu portátil lo permite, retira la batería. Esto puede lograrse pulsando un interruptor o un botón en la parte inferior de tu portátil.

Paso 2: si te preocupa que el líquido se filtre a través de todo el sistema, a componentes como la memoria y la unidad de almacenamiento, también puedes quitarlos. En algunas portátiles, encontrarás paneles que permiten su extracción en la parte inferior. En la mayoría de los casos, sin embargo, necesitarás usar un destornillador Phillips o Torx para quitarlos. Con la memoria, presiona los clips laterales para expulsar cada cartucho. Con la unidad de estado sólido o el disco duro es probable que tengas que soltar más tornillos para liberarla del marco. Asegúrate de desconectarla cuidadosamente de los puertos o cables de conexión de alimentación y datos.

Paso 3: examina cada componente que hayas retirado para comprobar si hay algún signo de humedad o corrosión. Las partes húmedas deben secarse, pero si el líquido no es más que agua, es conveniente limpiarlo (puedes usar un bastoncillo de algodón) con alcohol isopropílico al 99 por ciento. Esto disolverá la suciedad sin causar daños y se evaporará sin dejar residuos.

Paso 4: una vez que hayas terminado, deja todo listo para que se seque al aire libre durante dos o tres días en una zona cálida y seca. Un ventilador acelerará el proceso de secado. No utilices un secador de pelo, ya que esto podría causar problemas de estática. Una vez que hayas desarmado tu máquina y le hayas dado tiempo a los componentes para que se sequen, puedes seguir las instrucciones para volver a armar tu computadora portátil y así comprobar si funciona.

Con suerte, todo estará bien, pero si no, tendrás que llevarla a un centro de reparaciones.

Si tu portátil no se puede desmontar

¿Qué pasa si tienes una Surface Book 2 o una MacBook o cualquier otra portátil que se niega a ser desmontada? Esta situación reduce drásticamente tus opciones, por lo que tendrás que llevarla a un centro de reparaciones.

Entre el momento en que el líquido se derrama sobre el teclado y el momento en que la llevas a la tienda, esto es lo que puedes hacer: mantén la máquina boca abajo, secando cualquier humedad visible con una toalla.

Luego, colócala sobre una superficie seca. Una excelente opción es una bolsa grande de arroz porque este alimento es lo suficientemente absorbente como para ayudar a extraer cualquier líquido que haya entrado a través de las grietas del teclado. Usa una bolsa grande, mucho arroz y coloca todo en un lugar cálido y seco. Siéntete libre de encender un ventilador para acelerar el proceso hasta el momento en que puedas llevar tu computadora portátil a un taller de reparaciones.

Opciones de impermeabilización

Para proteger tu portátil en el futuro, te recomendamos que inviertas en una funda de silicona o de plástico transparente para el teclado, una cubierta impermeable para la parte superior e inferior de la carcasa y un protector de pantalla impermeable para la portátil. También puedes llevar tu portátil en una gran bolsa. Sin embargo, ten cuidado de no cubrir ningún orificio de ventilación y usa tijeras para cortar la cubierta si es necesario para asegurarte de que los orificios de ventilación queden libres.

Digital Trends puede ganar una comisión por los productos comprados a través de nuestros enlaces, lo que apoya el trabajo que hacemos para nuestros lectores.

Recomendaciones del editor