Los problemas más comunes en Zoom (y cómo solucionarlos)

Este año, las videoconferencias se convirtieron en una de las herramientas clave de los grupos de trabajo. Aunque estés trabajando desde casa, tus videoconferencias deben ser 100 por ciento profesionales. Sin embargo, las cosas no siempre funcionan como deberían, y eso inevitablemente se reflejará en nuestro desempeño. Muchos problemas pueden hacer que tu videoconferencia sea menos perfecta, desde audios que fallan y ecos durante llamadas hasta dificultades para compartir la pantalla o problemas con los fondos virtuales; pero en Digital Trends en Español siempre te tenemos cubierto. Repasamos algunos de los problemas más comunes en Zoom y, claro, sus  soluciones.

Te podría interesar:

La cámara o el audio no funcionan

Nada es más frustrante una cámara web o un audio que no funcionan correctamente en una llamada de Zoom. Si tu cámara web no se muestra, o si está seleccionada y no funciona en Zoom, no todo está perdido.

Cuando te unes a una llamada, Zoom te dará una opción para unirse con video antes de ingresar a la reunión. Siempre haz clic en este botón, o de lo contrario ingresarás la llamada sin tu cámara (solo audio)

Si tu cámara web no aparece, lo primero que debe hacer es verificar que todos los demás programas que usan la cámara web estén cerrados. Zoom no podrá usar la cámara si la estás usando en otra aplicación.

Si tu cámara web o audio aún no funcionan, puedes probar tu audio y video en Zoom haciendo clic en este enlace. Una vez abierto, puedes unirte a la llamada como de costumbre en la aplicación Zoom y seguir las instrucciones en pantalla.

Si te has unido en la web (incluso si lo has hecho para verificar tu cámara web en la aplicación principal de Zoom), también podrás seleccionar tu cámara haciendo clic en Iniciar video (podría decirte también Detener video, si es que estás en una llamada). Si la pantalla está en blanco, puedes hacer clic en la flecha –al lado del icono de la cámara de video– y elegir la cámara de tu sistema, o incluso una cámara web externa.

Si las cosas aún no funcionan correctamente, quizá sea buena idea desinstalar Zoom y volver a instalarlo desde el centro de descargas de Zoom.

Pero ojo, que a veces el problema puede no ser de Zoom. Si estás en un dispositivo con Windows 10 o macOS, la cámara web podría estar bloqueada. Puedes corregir esto verificando los permisos de la aplicación y asegurarte de que la aplicación de Zoom –o tu navegador web– están autorizados para usar la cámara de tu dispositivo. Específicamente, puedes verificar esta configuración reiniciando su llamada y asegurándose de presionar Permitir cuando se te pregunta sobre el acceso a la cámara y el micrófono.

En Windows, puedes verificar si tu cámara web está bloqueada buscando Webcam en el menú Inicio y seleccionando qué aplicaciones pueden usar la cámara desde este menú. Desplázate hacia abajo y verás la lista de aplicaciones que pueden usar tu cámara web. Asegúrate de que la casilla de tu navegador web o de Zoom estén marcadas. Del mismo modo, también puede buscar en Micrófono y elegir la configuración de privacidad de éste para hacer lo mismo.

En macOS, deberás hacer clic en Preferencias del Sistema  y después en Seguridad y privacidad. Luego, haz clic en el candado e ingresa tu contraseña para realizar cambios. Después, haz clic en Cámara desde la barra lateral y asegúrate de que tu navegador web y la aplicación de Zoom estén marcados. Aprovecha de comprobar de que la casilla del micrófono también está marcada.

Ecos durante una llamada

Otro problema común con Zoom es el eco de audio durante una reunión. Si escuchas eco o comentarios durante la videollamada, hay tres posibles razones.

Primero –la más obvia– alguien podría tener activo el audio de la computadora y del teléfono al mismo tiempo. En este caso, pídeles que lo desconecten. Tendrán que apagar el audio durante la conferencia haciendo clic en la flecha hacia arriba, junto al ícono del micrófono y seleccionando Dejar audio de la computadora.

Otra causa podría ser que las personas con altavoces de computadora o teléfono podrían estar demasiado cerca unas de otras. También, puede que varias computadoras con audio activo estén en la misma sala de conferencias.

Para resolver cualquiera de estas situaciones, tendrás que pedirles a las dos personas que están demasiado cerca que se separen. O pedirle a uno de ellos que deje la audioconferencia o que silencie el audio en tu dispositivo.

Problemas para compartir pantalla

Compartir tu pantalla es una parte importante de una llamada de Zoom, y es tan fácil de hacer como clicar en Compartir pantalla, en la parte inferior de la ventana.

Si planeas compartir tu pantalla durante una llamada, es posible que primero debas verificar algunas configuraciones. La primera de todas: asegúrate de tener una conexión a Internet sólida, así como de estar conectado a la llamada. Quizá no lo sabías, pero compartir tu pantalla ocupa mucho ancho de banda.

También es una buena idea probar primero el Compartir pantalla en Zoom. Puedes hacerlo seleccionando Iniciar sin video en la pestaña Inicio, al comenzar o al unirse a una reunión. Tu participación comenzará con solo audioconferencia, liberando algo de ancho de banda.

Alternativamente, si ya estás en una llamada y necesita compartir tu pantalla, apaga primero tu video haciendo clic en el botón Detener video y luego eligiendo el botón verde Compartir pantalla.

Problemas con fondos virtuales

Si estás experimentando problemas con el uso del fondo virtual, es posible que puedas resolverlos si sigues las siguientes sugerencias que propone la compañía:

  • Si no tienes la pestaña Fondo virtual en el menú configuración de tu aplicación de escritorio después de haberla habilitado, cierra sesión y vuelva a iniciarla.
  • Elige manualmente el color de fondo para asegurarte de seleccionar el color correcto. Esta opción solo está disponible después de hacer clic en una imagen.
Problemas con fondos virtuales en Zoom
  • Asegúrate de que el fondo sea un color sólido con mínimas sombras, idealmente de color verde intenso. Asegúrate también de que el fondo tenga una iluminación uniforme.

Si aún sigues teniendo problemas, también puedes revisar nuestros consejos para optimizar el uso de los fondos virtuales.

Problemas con conexión wifi

Pexels

Si con frecuencia experimentas algún problema de latencia con tu transmisión, la pantalla se congela o reunión se desconecta mientras usa una conexión wifi, los responsables de la aplicación recomiendan las siguientes soluciones para redes domésticas:

  • Asegúrate de que el router wifi esté a una distancia y altura adecuada de tu equipo.
  • Comprueba el ancho de banda de internet usando algunas herramientas online.
  • Intenta conectarte directamente a través de cable (si tu router tiene puertos con cable).
  • Actualiza el firmware de tu router.
  • Usa un extensor de wifi para incrementar la distancia e intensidad de la señal.
  • Prefiere los routers de alta potencia/largo alcance o un adaptador para aumentar la señal en tu PC o Mac.

Si usas una red empresarial o corporativa, Zoom recomienda tomar las siguientes medidas:

  • Privilegia las conexiones con cable.
  • Cambia a otro punto de acceso wifi en la medida que sea posible.
  • Comprueba el ancho de banda de internet usando algunas herramientas online.
  • Contacta al Departamento de Tecnología de tu compañía para revisar la zona wifi.
  • En Configuración de la Cuenta, desactiva Alta definición grupal en tu cuenta si tu ancho de banda wifi es insuficiente.

Problemas al recibir mensajes de correo electrónico de Zoom

Otro problema común es no poder recibir mensajes de correo electrónico de Zoom. Esto puede incluir notificaciones y correos electrónicos de activación. Por lo general, demoran unos 30 minutos en llegar, e incluso pueden demorar un poco más, pero si no llegan, deberás asegurarte de que tu correo electrónico esté configurado correctamente.

Muchas veces esto no depende de ti. Deberás solicitar al departamento de TI (Tecnología de Información) de tu compañía que te incluyan en la lista de las direcciones IP de correo electrónico de Zoom. Si usas Gmail o un servicio de correo electrónico personal, también puedes verificar el buzón de spam. Los correos electrónicos tendrán como remitente: no-reply@zoom.us.

* Actualizada por Aron Covaliu el 28 de julio de 2020.

Recomendaciones del editor