Skip to main content

DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Los problemas más comunes en Zoom (y cómo solucionarlos)

El teletrabajo es más popular que nunca, y miles de empresas recurren a las videoconferencias para mantener informados a sus empleados. Las herramientas existentes para ese propósito hacen que sea cómodo y sencillo, pero al igual que con cualquier otro software, surgirán inconvenientes que interrumpen o incluso impiden las buenas videollamadas. Hemos recopilado los problemas más comunes en Zoom que enfrentan los usuarios y proporcionamos soluciones fáciles para poder resolverlos.

Te va a interesar:

Problema: la cámara web o el audio no funcionan

Una mujer en videollamada con otra mujer a través de Zoom, tratando de corregir uno de los problemas más comunes en Zoom

No hay nada más frustrante que tu cámara web o el audio no funcionen en una llamada de Zoom. Si tu webcam no aparece o está seleccionada pero no funciona, prueba algunos de estos consejos básicos primero.

Solución 1: verifica la configuración de Zoom

En la ventana emergente que solicita un ID de reunión justo antes de unirte a una llamada, deja la siguiente configuración sin marcar:

  • No conectar el audio
  • Apagar mi video

Esto te permite unirte a una llamada con tu audio y video habilitados automáticamente.

Solución 2: cierra otras aplicaciones relacionadas

Si tu cámara web no aparece, asegúrate de que todos los demás programas que usan la webcam estén cerrados. Es posible que Zoom no pueda usar la webcam si una aplicación diferente está accediendo a ella.

Solución 3: prueba el audio y el video

Si los problemas de tu cámara web o de audio persisten, prueba en Zoom haciendo clic en este enlace. Una vez abierta, puedes unirte a una llamada de prueba en la aplicación Zoom y seguir las instrucciones en pantalla.

Si te has unido en la web (o simplemente para verificar tu cámara web en la aplicación principal de Zoom), también puedes seleccionar tu webcam haciendo clic en Iniciar video (podría decir Detener video si estás en una llamada) en la barra de herramientas inferior.

Si la pantalla está en blanco, puedes hacer clic en el ícono de flecha junto al ícono de la cámara de video y elegir Igual que el sistema (o puedes ver Cámara integrada) o una webcam con un nombre más específico de la lista.

Interfaz de reunión de Zoom

Solución 4: verifica la configuración de la computadora

A veces, es posible que el problema no sea Zoom en absoluto. Si estás en una Mac o computadora con Windows 10 u 11, puede ser que la cámara web esté bloqueada. Puedes corregir esto verificando los permisos de tu aplicación para asegurarte de que Zoom o tu navegador web puedan usar tu webcam.

En la web específicamente, también puedes verificar esta configuración reiniciando tu llamada y asegurándote de presionar Permitir cuando se te solicite el acceso a la cámara y al micrófono.

Windows 10

Ingresa “cámara web” en el cuadro de búsqueda de la barra de tareas y selecciona Elegir qué aplicaciones pueden acceder a tu cámara en el menú. Desplázate hacia abajo y verás la lista de apps de escritorio y de Microsoft Store que pueden usar tu webcam.

Para las apps que no son de Microsoft Store, como Zoom, deberás asegurarte de que el selector para Permitir que las aplicaciones de escritorio accedan a tu cámara esté en la posición de Encendido.

De la misma manera, también puedes buscar Micrófono y elegir Configuración de privacidad del micrófono para hacer lo mismo.

Mac OS

Abre Preferencias del sistema y selecciona Seguridad y privacidad. Después de eso, haz clic en el ícono de candado e ingresa tu contraseña para realizar cambios. Luego puedes hacer clic en Cámara en la barra lateral y revisar que el navegador web deseado y el Zoom estén marcados. También deberás asegurarte de que la casilla del micrófono del dispositivo esté marcada.

Nota: Algunas computadoras portátiles también tienen un interruptor físico de cámara web que debe estar habilitado para permitir que la webcam funcione correctamente. Verifica que el tuyo esté en la posición correcta si tienes uno.

Solución 5: reinstala Zoom

Si todo lo demás falla, desinstala Zoom. La próxima vez que intentes unirte o iniciar una reunión virtual, el cliente del navegador web debe descargarlo por ti. También puedes instalarlo manualmente desde la página web de Zoom.

Problema: ecos durante una llamada

Otro problema común con Zoom es un eco de audio durante una reunión. Si escuchas un eco de audio o una retroalimentación, hay tres posibles razones.

Solución 1: limita la entrada

Alguien podría tener activo el audio de la computadora y el celular al mismo tiempo. En este caso, pídeles que cuelguen la llamada telefónica o salgan del audio basado en PC durante la conferencia haciendo clic en el ícono de la flecha hacia arriba junto al ícono del micrófono y seleccionando Salir del audio de la computadora.

Solución 2: mueve o desactiva los altavoces externos

Los altavoces de la computadora o del celular pueden estar muy cerca unos de otros. Pide a las dos personas que están demasiado cerca que se separen o cierren una puerta.

Pídele a uno de ellos que abandone la audioconferencia o que silencie el audio en su dispositivo; aunque el silenciamiento por sí solo puede no ser siempre tan efectivo para reducir el eco. El uso de auriculares también ayuda a reducir el efecto de eco.

Solución 3: deshabilita el audio adicional

Varias computadoras con audio activo pueden estar en la misma sala de conferencias. Nuevamente, pide a las dos personas que están demasiado cerca que se separen o cierren una puerta. También puedes pedirle a uno de ellos que abandone la audioconferencia, silencie el audio en su dispositivo o use auriculares.

Problema: Zoom se retrasa o se congela durante las reuniones

El retraso y la congelación suelen indicar un problema con la conexión a internet. Esto es lo que debes hacer con la calidad de video entrecortada:

Solución 1: cambia la conexión

En un dispositivo móvil, muévete a un área buscando una mejor recepción. En las computadoras, quédate con una conexión Ethernet por cable, si es posible. De lo contrario, acércate al router local y usa la opción de 5 GHz; es más rápida y (por lo general) menos congestionado.

Solución 2: verifica la velocidad de conexión

Apunta a las velocidades de internet adecuadas para un chat de video exitoso. Cuando hablas con varias personas en un entorno de equipo, asegúrate que la velocidad de carga sea de alrededor de 1 Mbps y la velocidad de descarga de 600 Kbps.

Verifica tus velocidades actuales con una prueba rápida de velocidad de internet. Si las velocidades no son las deseables, repite la Solución 1. Además, puedes consultar nuestros consejos sobre cómo aumentar la velocidad de internet.

Solución 3: ajusta la configuración de Zoom

Prueba a desmarcar las opciones HD y Retocar mi apariencia. Haz clic en Configuración en la pantalla principal de la aplicación de escritorio Zoom, o en la flecha dentro del icono de la cámara de video durante una llamada y luego selecciona Configuración de video en el menú emergente.

Después de eso, selecciona la categoría de Video que aparece a la izquierda (si aún no está seleccionada). Al desmarcar estas dos opciones, disminuirá la cantidad de ancho de banda que requiere tu conexión de video (y la sobrecarga en el hardware de tu sistema), lo que puede ayudar a solucionar problemas de retraso.

Problema: no puedo compartir una pantalla

Zoom en la pantalla Compartir reunión

Compartir tu pantalla es una parte importante de muchas llamadas. Es tan fácil como hacer clic en Compartir pantalla en la parte inferior de la ventana de Zoom. Si planeas compartir tu pantalla durante una llamada, primero verifica un par de configuraciones.

Solución 1: verifica tu conexión

Compartir tu pantalla ocupa mucho ancho de banda. Asegúrate de tener una conexión a internet sólida y de estar conectado a la llamada. Utiliza una conexión por cable, si está disponible, para obtener el mejor rendimiento.

Solución 2: intenta una reunión de Compartir pantalla

En la pantalla de inicio, haz clic en el icono de flecha hacia abajo junto a Nueva reunión y desmarca Comenzar con video. Tu reunión comenzará con solo audio, liberando ancho de banda. Tu video no se activará automáticamente.

Alternativamente, si ya estás en una llamada y necesitas compartir tu pantalla, apaga tu video haciendo clic en el botón Detener video y luego selecciona el botón verde Compartir pantalla.

Problema: no hay control remoto mientras se comparte la pantalla

Al compartir tu pantalla, el espectador puede solicitar el control remoto para ayudarte a solucionar problemas o explicar un proceso con mayor claridad.

Esta herramienta aparece como Solicitar control remoto en Opciones de visualización y se puede acceder a ella en cualquier momento mientras se comparte la pantalla. Si deseas habilitar el control remoto, pero no funciona correctamente, hay varios problemas posibles a considerar.

Solución 1: permitir el control remoto

Lo más probable es que el participante (anfitrión) no esté de acuerdo con la solicitud de control remoto. Aparecerá una notificación en la pantalla del anfitrión, y debe elegir Permitir para habilitar el control remoto.

Solución 2: no interfiera con la computadora del anfitrión

El participante (anfitrión) puede estar interrumpiendo el proceso. Técnicamente, la persona que comparte su pantalla puede detener el control remoto en cualquier momento haciendo clic con el ratón. Deja siempre el equipo anfitrión solo mientras el espectador (cliente) asume el control remoto.

Solución 3: encuentra un dispositivo compatible

Podrías estar en el dispositivo incorrecto. Los dispositivos iPad y Android, por ejemplo, no pueden otorgar o solicitar control remoto, pero otra persona puede otorgarles el control.

Problema: no hay mensajes de correo electrónico de Zoom

Otro problema común es no poder recibir mensajes de correo electrónico de Zoom. Esto puede incluir notificaciones y correos electrónicos de activación. Estos pueden tardar hasta 30 minutos o más en llegar. Si no llega, debes asegurarte de que tu correo electrónico esté configurado correctamente.

Por lo general, esto no es algo de tu parte, por lo que deberás pedirle a tu departamento de TI que incluya en la lista blanca las direcciones IP de correo electrónico de Zoom. Si estás utilizando Gmail o un servicio de correo electrónico personal, verifica también tu cuenta de correo no deseado. Los correos electrónicos provendrán de no-reply@zoom.us.

Problema: Zoom se bloquea

Si Zoom se bloquea y se cierra por completo, revisa si estas soluciones ayudan.

Solución 1: comprueba si hay problemas de servicio

Verifica el estado del servicio de Zoom y el detector de bajada para ver si hay un problema de Zoom regional. A veces, hay problemas con el servidor o el mantenimiento de la plataforma, lo que podría significar que el servicio estará inactivo por un tiempo. Tendrás que esperar, si este es el caso.

Solución 2: usa la versión web

Prueba la versión web si el problema no es regional. Siempre que tu conexión a internet sea suficiente, tiende a ser un poco más confiable si la aplicación instalada tiene problemas.

Solución 3: verifica la configuración de Zoom

A veces, Zoom puede confundirse entre la configuración de audio y la de video. Si estás tratando de usar la conexión de tu cámara web como una salida de audio, por ejemplo, a menudo comenzará a fallar. Asegúrate de que las conexiones de video estén enrutadas a tu webcam y, si es necesario, tu audio se enrute a los altavoces conectados.

Problema: nos bombardean con Zoom

Pantalla mostrando una videollamada grupal con un intruso.
Peace and Peas

Sí, el bombardeo de Zoom es desagradable. Es una moda cada vez mayor unirse a una reunión privada e interrumpirla de cualquier forma, desde música a todo volumen hasta pornografía, incluso los tribunales no son inmunes. Si alguien bombardeó tu videollamada en el pasado, existe una solución que es increíblemente efectiva para prevenir futuras invasiones.

Solicita un código de acceso

El anfitrión que crea la reunión y envía las invitaciones puede requerir que todos los participantes ingresen un código de acceso antes de unirse. Eso significa que los extraños tienen dificultades para encontrar formas de pasar.

De hecho, a partir de la actualización de mayo de 2020, el requisito de contraseña está configurado como predeterminado; solo actualiza Zoom para comenzar a usar esta función.

Si te preocupa la piratería de formas más elaboradas, hay buenas noticias: Zoom está llevando el cifrado de extremo a extremo a todas las reuniones, no solo a las versiones de pago. Una vista previa técnica comenzó en octubre de 2020. Para una mayor información al respecto, puedes leer la guía de Zoom aquí.

En última instancia, esto ayudará a proteger el contenido y evitar versiones más avanzadas de bombardeo a Zoom, incluso si estás utilizando una cuenta gratuita.

Esperamos haberte ayudado a solucionar todos tus problemas con Zoom. Con Zoom configurado para impactar la forma en que trabajamos para un futuro previsible, es mejor hacer que la plataforma funcione sin inconvenientes desde el principio.

Recomendaciones del editor