Satélites de Elon Musk arruinan el paso del cometa Neowise

Astrónomos de todo el mundo y también usuarios aficionados están buscando el mejor ángulo para hacer la mejor instantánea del cometa Neowise.

Sin embargo, varios se han encontrado con un problema inesperado mientras apuntan su cámara hacia el espacio: los satélites Starlink.

Resulta que los objetos propiedad de Elon Musk aparecen como brillantes rayos de luz en el espacio, lo que ha generado una contaminación lumínica inusual a la hora de documentar el fenómeno astronómico.

Por ejemplo, el astrofotógrafo Daniel López comentó sentirse frustrado, luego de que tras apuntar al cielo para sacar una imagen de Neowise, fueron “completamente anuladas y fotografiadas por los satélites Starlink de Elon Musk”, como señaló en un tweet el astrónomo del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial Julien Girard.

El medio Futurism explica el por qué del brillo excesivo de los satélites de Starlink: “se debe en parte al hecho de que los satélites Starlink están orbitando la Tierra a una distancia mucho más cercana que la mayoría, una altitud operativa de aproximadamente 550 kilómetros, en lugar de la órbita habitual de la Tierra Media (a 20,000 km) o la órbita geoestacionaria (a 36,000 km) utilizado por otros tipos de satélites, como los que proporcionan servicios de GPS y comunicación”.

La versión oficial de la compañía de Elon Musk es que “una vez que los satélites alcanzan su altitud operativa de 550 km y comienzan el servicio en la estación, su orientación cambia y los satélites se vuelven significativamente menos visibles desde el suelo”.

Por ahora la solución en la que trabaja Starlink es “VisorSat”, una especie de escudo en cada uno de los satélites para evitar que la luz del sol golpee sus partes reflectantes, la razón principal por la que son tan brillantes.

Recomendaciones del editor