Skip to main content

NASA confirma éxito de misión DART: cambió el movimiento del asteroide

Este martes 11 de octubre, la NASA realizó una conferencia de prensa a cargo de su administrador Bill Nelson, para confirmar el éxito completo de la misión DART para desviar el asteroide Dimorphos.

Esto marca la primera vez que la humanidad cambia deliberadamente el movimiento de un objeto celeste y la primera demostración a gran escala de la tecnología de deflexión de asteroides.

«Todos nosotros tenemos la responsabilidad de proteger nuestro planeta natal. Después de todo, es el único que tenemos», dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson. «Esta misión muestra que la NASA está tratando de estar lista para lo que sea que el universo nos arroje. La NASA ha demostrado que somos serios como defensores del planeta. Este es un momento decisivo para la defensa planetaria y toda la humanidad, demostrando el compromiso del excepcional equipo de la NASA y socios de todo el mundo».

Antes del impacto de DART, Dimorphos tardó 11 horas y 55 minutos en orbitar su asteroide padre más grande, Didymos. Desde la colisión intencional de DART con Dimorphos el 26 de septiembre, los astrónomos han estado usando telescopios en la Tierra para medir cuánto ha cambiado ese tiempo. Ahora, el equipo de investigación ha confirmado que el impacto de la nave espacial alteró la órbita de Dimorphos alrededor de Didymos en 32 minutos, acortando la órbita de 11 horas y 55 minutos a 11 horas y 23 minutos. Esta medición tiene un margen de incertidumbre de aproximadamente más o menos 2 minutos.

Antes de su encuentro, la NASA había definido un cambio mínimo exitoso del período de órbita de Dimorphos como un cambio de 73 segundos o más. Estos primeros datos muestran que DART superó este punto de referencia mínimo en más de 25 veces.

«Este resultado es un paso importante hacia la comprensión del efecto total del impacto de DART con su asteroide objetivo», dijo Lori Glaze, directora de la División de Ciencia Planetaria de la NASA en la sede de la NASA en Washington. «A medida que lleguen nuevos datos cada día, los astrónomos podrán evaluar mejor si, y cómo, una misión como DART podría usarse en el futuro para ayudar a proteger a la Tierra de una colisión con un asteroide si alguna vez descubrimos uno que se dirige hacia nosotros».

Para comprender con éxito el efecto del retroceso de la eyección, se necesita más información sobre las propiedades físicas del asteroide, como las características de su superficie y qué tan fuerte o débil es. Estas cuestiones aún se están investigando.

«DART nos ha dado algunos datos fascinantes sobre las propiedades de los asteroides y la efectividad de un impactador cinético como tecnología de defensa planetaria», dijo Nancy Chabot, líder de coordinación de DART del Laboratorio de Física Aplicada (APL) de Johns Hopkins en Laurel, Maryland. «El equipo de DART continúa trabajando en este rico conjunto de datos para comprender completamente esta primera prueba de defensa planetaria de la desviación de asteroides».

Recomendaciones del editor