Inhóspito y fascinante: cómo la literatura ha retratado a Marte

La comunidad científica y el público en general han vuelto a manifestar interés por Marte, el planeta vecino de la Tierra. En especial a partir de la reciente misión Perseverance de la NASA y los planes de la agencia espacial de construir en su superficie una colonia con humanos.

Lo cierto es que el planeta rojo siempre ha fascinado a la humanidad y esto se ha manifestado a lo largo de la literatura. Estos son algunos de los textos fundamentales.

La guerra de los mundos

Si bien las referencias a Marte se remontan a griegos, chinos y babilonios, fue en el libro La guerra de los mundos donde este tema cobró relevancia.

El libro de H. G. Wells de 1898 muestra cómo los marcianos (es decir, habitantes de Marte) invaden la Tierra, convirtiendo a Londres en una especie de colonia.

El escritor presenta a los marcianos como técnicamente superiores a los humanos, sin embargo, terminan siendo destruidos por una epidemia de microorganismos. Es considerado un libro fundamental de la ciencia ficción y ha dado origen a una serie de adaptaciones.

Crónicas marcianas

En el libro de Ray Bradbury, uno de los maestros del género, le corresponde a los humanos abandonar la Tierra para buscar la colonización de Marte.

Lo realizan en sucesivas oleadas mediante unos característicos cohetes plateados. Sin embargo, sus ansias colonizadoras terminan por diezmar la población marciana que se organizará frente a la invasión de los humanos.

El libro aborda de manera magistral problemáticas propias de la humanidad como la guerra, el racismo y el impulso autodestructivo.

Marte rojo

La trilogía iniciada en 1993 por Kim Stanley Robinson se construye en torno al lema: “Si el hombre no se puede adaptar a Marte, hay que adaptar Marte al hombre”.

El libro narra la historia de los cien primeros colonos en llegar al Planeta Rojo, cincuenta hombres y cincuenta mujeres que realizan el viaje en el año 2026.

La historia está contada como un relato de algunos de estos colonos y deja ver las reflexiones e inquietudes en torno a una odisea de este tipo.

El libro también presenta algunos interesantes dispositivos que, si bien no han sido construidos por los humanos, sí pueden materializarse en un futuro próximo; uno de estos es el ascensor espacial.

Además de Marte rojo, la trilogía de Kim Stanley Robinson se completa con Marte verde (1994) y Marte azul (1996).

Marte siempre ha despertado interés, ya sea desde el punto de vista de sus eventuales habitantes, los marcianos, o como una manera de imaginar una posible colonización sobre su superficie.

Recomendaciones del editor