Skip to main content

Los niños de 2050 podrían quedarse sin estrellas en el cielo

Un impresionante y detallado estudio de contaminación lumínica realizaron un grupo de investigación dirigido por Christopher Kyba, del Centro Alemán de Investigación en Geociencias GFZ y de la Ruhr-Universität Bochum, con colegas del GFZ y del NOIRLab de la NSF (National Science Foundation) de Estados Unidos.

El artículo publicado en Science sostiene que cada año veremos menos estrellas en el cielo,  por un aumento del brillo del cielo del 7-10% anual.

Analizaron más de 50.000 observaciones a simple vista realizadas por científicos ciudadanos de todo el mundo entre 2011 y 2022 como parte del proyecto de ciencia ciudadana «Globe at Night».

En gran parte de la superficie terrestre, el cielo sigue brillando con un crepúsculo artificial mucho después de la puesta de sol (fenómeno conocido como skyglow). Este «resplandor celeste» es una forma de contaminación lumínica que tiene graves efectos sobre el medio ambiente y, por tanto, debe ser objeto de investigación, como subraya Constance Walker, coautora del estudio y responsable del proyecto Globe at Night del NOIRLab de la NSF desde sus inicios.

«Skyglow afecta tanto a los animales diurnos como a los nocturnos y también destruye una parte importante de nuestro patrimonio cultural», dice Walker. La apariencia del cielo nocturno está cambiando, con efectos negativos en la observación de estrellas y la astronomía.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

«La velocidad a la que las estrellas se están volviendo invisibles para las personas en entornos urbanos es dramática», resume Christopher Kyba, autor principal del estudio. Los investigadores encontraron que el cambio en el número de estrellas visibles puede explicarse por aumentos en el brillo del cielo nocturno. En Europa, encontraron que un aumento del 6,5 por ciento en el brillo por año coincidía con los datos; en América del Norte, es del 10,4 por ciento.

Para poner estos números en un contexto más comprensible, Kyba explica las consecuencias de ver estrellas en un lugar con un aumento del 9,6 por ciento anual, que fue el promedio en todas las ubicaciones del mundo. «Si el desarrollo continuara a ese ritmo, un niño nacido en un lugar donde 250 estrellas son visibles solo podrá ver 100 estrellas allí en su cumpleaños número 18».

Los investigadores extraen dos conclusiones principales de sus hallazgos: por un lado, muestran que las políticas de iluminación actuales, como el uso de LED, aún no han producido ninguna mejora, al menos a nivel continental, a pesar de la creciente conciencia de la contaminación lumínica.

«Y por otro lado, pudimos demostrar que los datos de Ciencia Ciudadana representan un complemento importante a los métodos de medición anteriores», enfatiza Kyba.

Recomendaciones del editor

Diego Bastarrica
Diego Bastarrica es periodista y docente de la Universidad Diego Portales de Chile. Especialista en redes sociales…
El eclipse solar se convierte en un enjambre de conspiraciones en TikTok
Eclipse solar.

El próximo lunes 8 de abril, millones de personas en todo el mundo tendrán la oportunidad de presenciar un evento celestial extraordinario: un eclipse solar total. Sin embargo, mientras algunos se preparan para maravillarse ante este espectáculo cósmico, otros están tejiendo teorías conspirativas y propagando temores infundados sobre el supuesto “fin del mundo” que acompañará al eclipse en TikTok y YouTube.

Una de las afirmaciones más difundidas en línea es la idea de que el eclipse solar pasará sobre varios pueblos llamados Nínive, tanto en Estados Unidos como en Canadá. Esta teoría, apoyada por algunos influencers en las redes sociales, con algunos mencionando seis, siete e incluso ocho pueblos, sugiere que este fenómeno es una señal siniestra del fin del mundo, recordando la historia bíblica de la ciudad de Nínive. Los TikTokers incluso han generado mapas que pretenden mostrar el camino de la totalidad que recorre estas ciudades.

Leer más
Eclipse solar total: el consejo más importante de la NASA
Eclipse solar

NASA
América del Norte está a solo unas horas del eclipse solar total del lunes, cuando la luna se interpondrá entre el sol y la Tierra, atenuando drásticamente la luz natural del día a lo largo de un camino de 115 de ancho desde Maine hasta Texas.

Se espera que millones de personas sean testigos del fenómeno celeste, y muchos se dirigirán desde todo Estados Unidos, y más allá, a un lugar dentro del camino de la totalidad donde el efecto del eclipse será más prominente.

Leer más
Primeros indicios de un raro «efecto de gloria» de arco iris en un exoplaneta infernal
efecto gloria arco iris exoplaneta infernal wasp 76b

Con solo mirar nuestro propio sistema solar, podemos ver que los planetas vienen en una amplia variedad de colores, desde el rojo polvoriento de Marte hasta los azules brillantes de Urano y Neptuno. Los planetas como Júpiter tienen hermosas bandas de color causadas por las variaciones en la atmósfera, mientras que es difícil incluso ver la superficie de Venus porque su atmósfera es muy gruesa. Pero hay otras variaciones de color que los planetas pueden mostrar, como un impresionante conjunto de anillos circulares con los colores del arco iris llamado gloria.

Las glorias se observan en la Tierra, y se han visto solo una vez en otro planeta, Venus. Pero ahora, los investigadores creen que pueden haber identificado una gloria en un planeta fuera de nuestro sistema solar por primera vez. El exoplaneta extremo WASP-76b podría albergar la primera gloria extrasolar conocida, observada por el satélite de caracterización ExOplanet (Cheops) de la Agencia Espacial Europea (ESA).
Por primera vez, se han detectado signos potenciales del "efecto gloria" similar al arco iris en un planeta fuera de nuestro Sistema Solar. La gloria son coloridos anillos concéntricos de luz que ocurren solo bajo condiciones peculiares. Los datos del satélite Cheops, junto con otras misiones de la ESA y la NASA, sugieren que este delicado fenómeno se dirige directamente a la Tierra desde la atmósfera infernal del gigante gaseoso ultracaliente WASP-76b, a 637 años luz de distancia. ESA. Trabajos realizados por ATG en virtud de un contrato para la ESA
"Hay una razón por la que no se ha visto gloria antes fuera de nuestro Sistema Solar: requiere condiciones muy peculiares", dijo el autor principal de la investigación, Olivier Demangeon, del Instituto de Astrofísica y Ciencias del Español, en un comunicado. "En primer lugar, se necesitan partículas atmosféricas que sean casi perfectamente esféricas, completamente uniformes y lo suficientemente estables como para ser observadas durante mucho tiempo. La estrella cercana al planeta necesita brillar directamente hacia ella, con el observador, en este caso Keops, en la orientación correcta".

Leer más