Este sistema ayuda a guionistas a escribir éxitos de taquilla

Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Granada y la Universidad de Cádiz, en España, ha desarrollado el primer sistema informático del mundo basado en técnicas de inteligencia artificial (IA) que podría ayudar a los guionistas de cine a escribir argumentos con más posibilidades de convertirse en éxitos de taquilla.

Para conseguirlo, los investigadores realizaron su análisis basándose en los tópicos comunes que aparecen en las tramas de las películas.

Este tipo de “convenciones narrativas” permite a los directores transmitir fácilmente escenarios que los espectadores pueden encontrar fáciles de reconocer.

Estos tópicos comunes reciben el nombre de tropos. Este concepto es empleado a lo largo de varias series y películas; se suele decir que prácticamente todos los argumentos ya han aparecido en Los Simpson.

En efecto, el trabajo de los autores ha recibido el nombre de “Los Simpson lo hicieron: explorando el espacio del tropo cinematográfico y su estructura a gran escala”.

Como referencia, los investigadores explican:

“Algunos ejemplos de tropos serían el villano inevitable al que deben enfrentarse los héroes en las películas de Marvel; el detective que entrega su placa y su pistola; la llegada del protagonista al infierno (utilizada en dramas y thrillers como Celda 211 o Bajo cero); el viaje del héroe (que se remonta a miles de años atrás, como en la Odisea de Homero, pero que también aparece en películas como La guerra de las galaxias, El señor de los anillos y Harry Potter); o el secreto bien guardado que se revela de repente, trastocando toda la trama de un thriller psicológico”.

¿Cómo lo hicieron?

Los autores idearon una metodología para entender el funcionamiento de los tropos, representar visualmente cómo se relacionan entre sí y con los distintos géneros y, sobre todo, inferir qué combinaciones podrían resultar las más exitosas en términos creativos.

Así, mediante el uso de IA, el estudio pretendía predecir qué dispositivos narrativos o giros argumentales podrían funcionar bien con el público.

Ellos pudieron medir la popularidad de los tropos y determinar si eran transversales (generales o básicos) en todas las películas o muy específicos/especializados y si estaban al alza (tropos emergentes) o, por el contrario, en declive.

“Esta investigación puede ayudar a los guionistas y directores de cine durante el proceso creativo. Aunque nuestro sistema aún no está equipado para escribir automáticamente (aunque ese es nuestro próximo paso), sí proporciona los recursos con los que determinar qué combinación de ideas (tropos) puede funcionar mejor”, señala Pablo García-Sánchez, uno de los autores.

Recomendaciones del editor